Ubrique

La marca de garantía Ubrique calienta motores para su lanzamiento durante este 2008

  • A finales de mes podrían contar con la licencia de uso nueve empresas

"El 2008 será el año del lanzamiento definitivo de la marca de garantía Ubrique dentro de la industria marroquinera". Así coinciden en asegurarlo desde la administradora de la marca, entidad conformada por el Ayuntamiento ubriqueño como socio mayoritario junto a la Asociación de Empresarios de la Piel y los sindicatos.

Durante los últimos años se han dado pasos decisivos en este camino, como la elección del control de calidad, la elaboración del reglamento, la apertura del plazo para la solicitud de la marca, y finalmente el pasado 2007 el diseño de la etiqueta bajo una imagen renovada, que ha pasado del Ubrique Legítimo a Ubrique.

Hasta el momento, y desde el pasado mes de julio, seis empresas marroquineras cuentan con la licencia de uso de este distintivo. Para ello han debido disponer del visto bueno por parte del Consejo Rector de Calidad y de la autorización del Consejo de Administración de la Marca. Se trata de la empresas MCM, Manufacturas Núñez, La Mies 1964, Piel Galván, Ramos Mancilla, y Diego Pulido.

De estas firmas incluso dos -Manufacturas Núñez y Piel Galván- disponen ya de las primeras etiquetas, que están utilizando en sus muestrarios de la colección de primavera-verano. En ambos casos han adquirido sendos paquetes de 4.500 etiquetas, que será el pedido mínimo.

La premura de tiempo ha hecho imposible que las etiquetas con el logotipo Ubrique hayan podido estar en la calle en la campaña de navidades, pero se da como segura su presencia en los próximos meses. El secretario local de CCOO, Francisco Rubio, considera que "después de la necesaria lentitud de todo el proceso, el 2008 será el año del lanzamiento real".

Las previsiones de la administradora son que a finales de enero sean ya casi una decena las empresas implicadas en la marca. Y es que otras tres firmas marroquineras -Doherpel, Romerpel, y Manufacturas López- también han iniciado el proceso de solicitud y pasarán la auditoría del control de calidad en las próximas semanas. "Vamos a apostar al cien por cien por la marca, es muy importante para la diferenciación y la garantía de calidad de nuestro productos", explica Antonio Núñez, uno de los empresarios a la vanguardia del proyecto.

Junto a la participación de las empresas, otro de los factores que determinará el éxito o fracaso del proyecto es la propia promoción de la marca, que llegue a ser conocida por los compradores. "Estamos trabajando en un plan de marketing a tres años, sobre el que ya hemos mantenido contactos con representantes de la Consejería de Turismo, Comercio y Deportes", asegura el gerente de la administradora, Rafael Fatou.

Este distintivo de garantía debe suponer además una fuente de financiación económica para la administradora, que hasta el momento siempre había sufrido dificultades económicas. Incluso se habla de otras posibles marcas registradas como vías de financiación complementaria. "Habría que intentar rentabilizar con acuerdos con otras empresas el uso de otras marcas de la administradora , como la letra U, registrada desde los años 80", explica Fatou.

Tras los últimos cambios en su imagen, las etiquetas de la marca Ubrique presentan el formato de la pata-cabra, una de las más singulares herramientas de los marroquineros. Son impresas por la firma local Gráficas Ubriqueñas, con un holograma de seguridad diseñado en Estados Unidos y para evitar falsificaciones dispondrán de un número de serie que será único en cada artículo de piel, y que podrá ser verificado en cualquier momento por la entidad certificadora Lloyd´s Register Quality Assurance.

Junto a la materialización definitiva de la marca de garantía Ubrique, el sector de la piel afronta en este 2008 otros retos como el aprovechamiento de los programas de ayudas aprobados por el Gobierno Central o la construcción de las instalaciones que acogerán el Centro Tecnológico de la Piel en terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Ubrique. Además, el año debe comenzar con el inicio de las negociaciones entre sindicatos y empresarios sobre el nuevo convenio colectivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios