La futura estiba se dirimirá en la negociación colectiva

  • La CE urge al Gobierno a que busque una reforma que cumpla la sentencia y proteja a los trabajadores

Las líneas rojas del conflicto de la estiba siguen siendo las mismas a pesar de que no se pare la actividad portuaria. Las líneas rojas del conflicto de la estiba siguen siendo las mismas a pesar de que no se pare la actividad portuaria.

Las líneas rojas del conflicto de la estiba siguen siendo las mismas a pesar de que no se pare la actividad portuaria. / d.c.

Comentarios 0

Compás de espera en los puertos españoles. Después de que el pasado miércoles la marcha atrás del Ministerio de Fomento propiciase la suspensión de la huelga convocada en contra del decreto ley del Gobierno para liberalizar el sector de la estiba, la jornada de ayer no sirvió para concretar el inicio de la negociación entre patronal y sindicatos. Esa era otra de las condiciones impuestas por el departamento de Íñigo de la Serna para retirar la aprobación del decreto ley de reforma de la estiba del orden del día del Consejo de Ministros, pero después de toda una jornada de espera en los muelles, a última hora de la tarde de ayer aún no había un calendario de negociación.

La adaptación de la legislación que regula la contratación de los estibadores a la normativa europea se dirime ahora en otra plaza. El movimiento de Fomento en la tarde del miércoles ha trasladado la presión por la reforma de la normativa de la estiba del decreto ley, y por tanto del Gobierno central, a la negociación colectiva, es decir, a sindicatos y empresarios. El Ejecutivo volvía a llamar ayer patronal y sindicatos a dialogar "lo antes posible en el marco de la negociación colectiva", en la que sí se podrían incluir aspectos "que no tienen cabida en el real decreto ley de reforma de la estiba por expreso mandato de la Comisión Europea". Y ofrecía su mediación, pero no del Ministerio de Fomento, sino del de Empleo.

La Comisión Europea explica, por fin, su posición, después de varios días de conflicto

Los sindicatos quieren negociar cuanto antes con la patronal tres cuestiones clave: la subrogación de los contratos de los estibadores actuales, la formación de los trabajadores y el modo de organización del trabajo en los puertos. Puntos clave que esperan ser capaces de acordar relativamente rápido, puesto que, como recuerda el responsable de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar en Andalucía, Manuel Cabello, "todas esas cuestiones las tenemos ya pactadas con las empresas en negociaciones anteriores".

En la tarde, la patronal mantenía una reunión en Madrid, pero a los sindicatos no les llegaba comunicación oficial alguna para el comienzo de la negociación. No obstante, Anesco ya había expresado el miércoles su disposición a negociar y había pedido la presencia en la mesa del Ministerio de Empleo, precisamente el que toma el nuevo encargo de hacer frente a la estiba, aunque ahora como árbitro de la negociación coletiva.

¿El objetivo final? Alcanzar un acuerdo que permita cumplir la normativa europea y eludir una segunda sentencia condenatoria contra España por vulnerarla, con una multa de 134.000 euros por cada día que no adapte su legislación portuaria.

El Gobierno apuntaba de nuevo ante las críticas que es la Comisión Europea la que marca los límites de la reforma. Y la propia Comisión Europea salía ayer del segundo plano para delimitar su postura: exige que España adapte su modelo de contratación en la estiba a la normativa comunitaria, como corresponde a todos los países miembros de la UE. Pero también, aseguró ayer a través de su portavoz Margaritis Schinas, busca una regulación "que garantice la competitividad en los puertos y a la vez ofrezca una protección adecuada a los trabajadores".

La Comisión Europea explicaba su posición, después de días de conflicto entre trabajadores, patronal y Gobierno español.

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios