La familia de la vendedora de chucherías recibe insultos y amenazas

La madre de la encargada de la página de Facebook que ofertaba mesas de golosinas para eventos, sin llegar a cumplir con sus compromisos en múltiples ocasiones, ha manifestado su malestar ante la situación vivida el pasado martes en el barrio portuense de Los Frailes.

Cabe recordar que las afectadas por esta presunta estafa se concentraron primero en la barriada de El Juncal, donde supuestamente vive la vendedora. Luego se desplazaron hasta Los Frailes, donde reside la madre de la mujer.

En la concentración se vivieron momentos de tensión y hubo incluso insultos y amenazas y la familia tuvo que avisar a la policía para que la protesta cesara. La madre ha querido dejar claro que "no soy cómplice de ningún delito, si lo hubiera, y no tengo nada que ver en el asunto para que vengan a mi barrio a insultar y a amenazar. Que sea el juez el que dicte la sentencia y haga justicia", dijo. Asimismo denuncia tanto los insultos recibidos a través de distintas redes sociales hacia su familia, como las pintadas que han aparecido en el garaje de su hija.

"Esta situación no puede volver a repetirse, mi familia no se merece este trato", afirma la madre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios