"Si los expositores están contentos, Vinoble también está contento"

  • Ayuntamiento de Jerez y Comisario hacen un primer balance del Salón que da a conocer los mejores vinos

Ayuntamiento y empresa organizadora ofrecieron ayer, por separado, un primer balance en caliente de Vinoble en el que ambas partes coincidieron en aludir a la satisfacción manifestada por los expositores como el principal termómetro para medir el éxito de la sexta edición del Salón.

El siempre ocurrente comisario de Vinoble, Carlos Delgado, explicó que la razón fundamental de que los expositores estén satisfechos es la afluencia de profesionales, "la más grande en cantidad y la más importante en calidad de todas las ediciones", respuesta que atribuyó "al poder de convocatoria que ya tiene Vinoble".

"Si los expositores están contentos, Vinoble está contento", indicó Delgado, quien apuntó a la necesidad de dotar al salón de mayor presupuesto para afrontar "el reto de que no decaiga", pues "el principal problema de un Vinoble que tiene vida propia es la entropía, el peligro de la degenaración, de confiar en que todo se puede resolver y abrir a lo que sea con tal de sacar dinero, lo que afectaría sensiblemente al carácter y al espíritu del evento".

Por su parte, el delegado municipal de Fomento Económico, quien planteó este primer balance como un intercambio de impresiones con los medios de comunicación, hizo hincapié en el acierto de las principales líneas de actuación que el Ayuntamiento se propuso reforzar este año, la comunicación, el comercio y los consumidores, "los tres componentes para un nuevo Vinoble" con los que seguirá trabajando el Ayuntamiento en próximas ediciones.

"La comunicación nos da prestigio y proyección y Vinoble ha reunido a unos 60 periodistas, no sólo especializados en vino, sino también en enoturismo", lo que permite "cruzar el umbral del Alcázar", señaló Lebrero, quien subrayó el creciente interés de la prensa asiática, en particular de China, de la prensa inglesa, así como de los países emergentes del Este, a los que "hay que mirar como invitados y no como competidores, pues Jerez no tiene ningún complejo, ya que tiene los mejores vinos del mundo y la competencia está en casa".

En cuanto al comercio, Lebrero anunció que en próximas fechas presentarán un análisis detallado de Vinoble en el que, pese a los pocos datos que facilitan las empresas, se incluirá una valoración económica que, sin ser científica, si ofrecerá una idea de la importancia que está adquiriendo el salón en este apartado.

La tercera línea de actuación, principal novedad de este año, es la de los consumidores, que el Ayuntamiento considera "tiene mucho recorrido" por la buena acogida que ha tenido el primer congreso internacional de sumilleres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios