Los estibadores piden a la patronal negociar aunque mantienen la huelga

  • Coordinadora reconoce que hay herramientas para trabajar y niega que los paros interfieran

Los sindicatos de estibadores van a mantener de momento el calendario de ocho jornadas de huelga, convocadas a partir del próximo miércoles, tras la convalidación de la reforma del sector aunque intentarán convocar cuanto antes a la patronal Anesco para negociar los aspectos laborales de la nueva normativa.

El coordinador general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, Antolín Goya, expresó su voluntad para que la reunión con se produzca el lunes. Para Goya, la convocatoria de la huelga no es incompatible con la mesa de diálogo.

Goya lamentó que el Gobierno les aboque a "un posible conflicto, cuyo único responsable es el real decreto ley de reforma de la estiba que se ha llevado adelante sin ningún tipo de pacto ni con empresas ni con trabajadores". Para Coordinadora, los trabajadores no salen derrotados sino sabiendo que su objetivo "sigue siendo exactamente el mismo: la garantía del empleo y conseguir que los estibadores sigan teniendo estabilidad y continuidad", para lo que van a trabajar y dar "una oportunidad" a la mesa de diálogo.

El líder de Coordinadora recordó que el decreto ley "hace de todo menos garantizar el mantenimiento del empleo" pero reconoció que el nuevo texto deja "herramientas" para poder trabajar y negociar frente al texto anterior. Para Goya, el decreto ley "da un poquito de potencia a la negociación colectiva" que permite poder afrontar la situación "de otra manera", en una posición en "la que podemos intentar resolver el conflicto".

La patronal Anesco planteó la subrogación generalizada de los estibadores en la reunión de comisión paritaria de negociación celebrada el miércoles por la convocatoria de huelga a cambio de que se retiraran las medidas de baja productividad en los puertos. El representante para Andalucía de Coordinadora, Manuel Cabello, sostuvo que este tipo de medidas de presión a las que aluden los empresarios -que cifran la caída de la actividad en hasta un 30% sin que medie una huelga- no están dirigidas ni auspiciadas desde el sindicato. "No compartimos medidas de presión que no sean las preavisadas", zanjó.

Para Cabello, al igual que Goya, sólo con la aprobación del decreto ley se abre el escenario de la negociación una vez que se cuenta con el marco normativo. "El real decreto nos manda a negociar, por lo que vamos a tratar de cerrar las fechas para la próxima semana", concluyó el dirigente regional del sindicato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios