Dos escuelas taller reforman una iglesia en Paterna y el Real de Alcalá

  • El consejero de Empleo, Antonio Fernández, clausura estas iniciativas formativas donde han participado un total de 60 jóvenes de la dos comarcas de la Janda

El consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández, clausuró ayer en Paterna y Alcalá las escuelas taller que han restaurado la iglesia de Nuestra Señora Inhiesta y el recinto ferial de Monte Ortega ambas escuelas promovidas por la Fundación Forja XXI e hizo entrega de los diplomas a los jóvenes que han participado en estos dos proyectos formativos.

A la clausura asistieron la directora general de Fomento e Igualdad en el Empleo, Dolores Luna; el presidente y director general de la Fundación Forja XXI, Francisco Navarro y Juan José Ruiz respectivamente y los alcaldes de Paterna y Alcalá de los Gazules José María Barrera y Arsenio Cordero. Al acto celebrado en Paterna se sumaron el obispo de Cádiz, Antonio Ceballos y el párroco de Nuestra Señora de la Inhiesta, Francisco Herrera.

En el primer caso, la iglesia de Paterna abrió sus puertas a los vecinos de esta localidad tras el cierre obligado por las obras. La rehabilitación llevada a cabo por la escuela taller ha posibilitado que 30 jóvenes menores de 25 años -27 de ellos mujeres- hayan recibido capacitación en albañilería, carpintería de madera e instalaciones de fontanería y electricidad. Esta iniciativa, subvencionada por el Servicio Andaluz de Empleo, ha demostrado que "los ayuntamientos, la Junta, el Obispado, la fundación y Cajasol pueden colaborar en beneficio de la formación de los jóvenes, dejando a un lado ideologías políticas", como señaló el presidente de Forja XXI, Francisco Navarro. Por su parte, el párroco de la Inhiesta, Francisco Herrera, destacó que "lo que fue una pesadilla, por el lamentable estado de la iglesia, se convirtió en un sueño y hoy, por fin, en una realidad". En esa misma línea se manifestó el obispo de Cádiz, Antonio Ceballos, junto a la directora general de Fomento e Igualdad en el Empleo, Dolores Luna, y el director general de Forja XXI, Juan José Ruiz.

Posteriormente, en Alcalá se celebró la entrega de diplomas a los 30 jóvenes que han formado parte de la escuela taller Monte Ortega. Este proyecto tenía como fin la construcción de un nuevo recinto ferial en esta localidad. Una iniciativa que destaca por su versatilidad, puesto que estos espacios serán utilizados por los vecinos todo el año. Equipamientos deportivos, una sala de exposiciones en la caseta municipal y un auditorio al aire libre en la ladera del monte son tan sólo algunos ejemplos. Precisamente, un taller de empleo -promovido por Forja XXI y formado por 12 mujeres-, se encarga actualmente de la construcción del graderío. Estuvieron presentes el alcalde de Alcalá, Arsenio Cordero; el presidente de la Diputación, Francisco González Cabaña; el consejero de Empleo y el presidente de la fundación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios