El entorno de Gibraltar está más degradado que la zona del 'Prestige'

  • Una investigación de la UCA alerta de la contaminación en la Bahía de Algeciras

Comentarios 24

El problema de la contaminación por distintos vertidos en la Bahía de Algeciras es, en algunas zonas, mucho más importante de lo que supuso años atrás el desastre del Prestige en la costa gallega. Así concluye una tesis doctoral defendida el pasado diciembre en la Universidad de Cádiz por Carmen Morales y dirigida por Ángel del Valls, ambos de la Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales.

El documento -que sigue una investigación sobre el uso de métodos integrados de evaluación de la calidad ambiental premiada por el Ministerio de la Presidencia- confirma "la capacidad ambiental de recuperación" que tienen los fondos marinos ante un gran vertido como el del Prestige frente al importante deterioro que sufre Algeciras "por moderadas dosis de vertidos durante un largo periodo de tiempo y que, en principio, no desatan tanta alarma social".

Ángel del Valls precisa que son puntos muy concretos de la costa algecireña los que ofrecen datos de "una contaminación más aguda y con efectos más tóxicos". Se trata de las zonas que lindan con el Peñón y cercanas al puerto de Gibraltar, y las desembocaduras de los ríos Palmones y Guadarranque, que arrastran los vertidos de las industrias instaladas en San Roque y Los Barrios. El documento revela en la Bahía dos grandes grupos de contaminantes: el tributil estaño (un compuesto que se utiliza en las pinturas de los barcos) y los hidrocarburos PAH, con una gran persistencia en el ambiente y con propiedades tóxicas.

Así, si en la zona gallega se ha constatado "una fuerte recuperación de la fauna" de los fondos marinos, en Andalucía se demuestra "una importante alteración biológica en las estaciones localizadas en la Bahía de Algeciras que se han relacionado con la concentración de hidrocarburos PAH en los sedimentos".

"La diferencia entre el Prestige y Algeciras es la misma que hay entre el desastre de Aznalcóllar y la contaminación que sufre la ría de Huelva. Unos han sido un gran fenómeno de contaminación con una enorme repercusión en los medios, los otros son constantes y más moderados, por tanto, pasan normalmente más desapercibidos", sostiene Del Valls, para el que la Bahía algecireña en su conjunto está "bien".

Aun así, la tesis concluye que hay una "alta degradación ambiental" alrededor de los complejos industriales instalados en esta zona, fruto de la confluencia de distintos factores como son los vertidos industriales, los urbanos (Algeciras sigue sin una depuradora de aguas residuales), los derivados del fuerte tráfico marítimo en el Estrecho y de la práctica de bunkering, el trasvase de combustible desde el mar. Ángel del Valls reconoce el esfuerzo de las administraciones pero destaca la dificultad de solucionar los problemas de unas fuentes de contaminación continua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios