"Ya he enseñado el piso cinco veces"

  • Rota y Sanlúcar sufren también las consecuencias de la crisis inmobiliaria

Comentarios 6

Los difíciles momentos por los que atraviesa el sector inmobiliario se nota también de forma acentuada en municipios de la Costa Noroteste. Es el caso de Rota y Sanlúcar.

Una inmobiliaria ubicada en la localidad roteña, AF Ros, lo expone de forma clara: este año, el bajón en las ventas y el alquiler podría estar rondando el 90%. La gente se interesa por los precios y, a pesar de que son prácticamente los mismos que el año pasado, el bolsillo no llega y no se cierran los contratos. La comparativa lo dice todo, el año pasado por Semana Santa esta inmobiliaria ya tenía alquilado un porcentaje alto de pisos. Hoy, todavía ninguno.

La situación es alarmante, según fuentes de AF Ros, teniendo en cuenta que se ofrecen, por ejemplo, pisos de dos dormitorios a estrenar con piscina comunitaria, a cuatro minutos de la playa por 1.200 euros la quincena "y lo he enseñado ya cinco veces". Y eso, añaden, que no son precios excesivamente caros ya que la quincena ronda en julio los 1.300 euros y en agosto una media de 1.500. Este es el precio normal, aseguran, y aunque existe la idea de que al final bajarán los precios "se equivocan, muchos propietarios prefieren mantener el piso cerrado". Lo curioso es, según esta inmobiliaria consultada, que desde enero se están recibiendo llamadas de gente que busca piso para verano pero, de momento, no se ha hecho nada efectivo.

En la misma línea se manifiesta Paco Cordones, un corredor inmobiliario que lleva 40 años dedicándose al alquiler y que asegura que nunca había visto un mes de mayo tan flojo como el que se está viviendo. De momento, pocos alquileres de cara al verano aunque mucha gente preguntando por precios. Unos precios que no han variado desde hace tres años. Siguen oscilando entre los 2.300 y los 2.800 euros al mes dependiendo de si es julio o agosto, primera línea o segunda línea de playa. Una curiosidad de los últimos años es que hay un nuevo colectivo que alquila, el de la tercera edad, que prefiere la primera quincena de septiembre para pasar unos días en la playa.

En Sanlúcar, la crisis económica no hace más que agudizar las numerosas dificultades que viene atravesando en los últimos años el mercado de la vivienda de alquiler veraniego en esta localidad. A esto hay que sumar la turbidez de las aguas del río Guadalquivir, que está provocando que las playas no ofrezcan una imagen apetecible para los visitantes. Así de crudo ve el panorama la Asociación de Promotores, Constructores y Técnicos de la Construcción de Sanlúcar.

Según ha explicado a este periódico su presidente, José Luis Pérez, otros municipios de la provincia, como Rota, Chipiona o El Puerto, están desde hace años "en mejores condiciones" que Sanlúcar para atraer a veraneantes. En Sanlúcar, las estancias estivales en viviendas de alquiler no suelen superar los 15 días y los precios son "algo más baratos" que en esos otros municipios. El verano en este negocio "empieza cada vez más tarde": dura un mes y medio, es decir, la segunda quincena de julio y agosto entero. En cuanto a junio, las primeras dos semanas de julio y septiembre, el mercado es "muy flojo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios