"Nos tuvieron engañados"

  • Los familiares del operado de próstata que quedó con lesiones vitalicias anuncian que presentarán una querella contra el anestesista por imprudencia profesional

Comentarios 9

Los familiares del vecino de Chipiona de 69 años de edad que quedó afectado por lesiones vitalicias tras una operación de próstata anunciaron ayer que presentarán una querella por imprudencia profesional grave contra el anestesista que participó en la intervención quirúrgica. La Consejería de Salud ha resuelto indemnizar a M.C.P. con 416.292 euros tras estimar parcialmente una reclamación de responsabilidad patrimonial presentada por su esposa e hijos.

El abogado José Luis Ortiz, Defensor del Paciente, que representa a los familiares del paciente, explicó que la querella será presentada en los próximos días y que estará avalada por los informes periciales de dos especialistas. Esos informes concluyen, indicó, que la causa de las lesiones fue una combinación inadecuada de anestesia general y local.

La intervención quirúrgica se produjo en el hospital Virgen del Camino de Sanlúcar, propiedad de José Manuel Pascual Pascual S.A. y concertado con el Servicio Andaluz de Salud (SAS), el 17 de marzo de 2007. Una hija del paciente explicó ayer que la operación comenzó a las nueve y media de la mañana y que no presentaba riesgo especial alguno. Al terminar la intervención, agregó, los médicos dijeron a los familiares que había sido un éxito, que media hora después podrían pasar a ver al paciente.

Cuando acudieron a verlo, los familiares se encontraron con que no había nadie en el lugar que les habían indicado. Entonces les explicaron que parecía que había un problema, que no acababa de despertar de la anestesia, comentó ayer la hija del paciente.

"A ver si le han puesto más anestesia de la cuenta, les dijo entonces mi madre. Respondieron que no, que en absoluto. Así nos tuvieron engañados", relató.

Empezaron a pasar los días. Al tercer o cuarto día, el enfermo fue trasladado a Cádiz, a la Clínica Pascual, para hacerle allí una resonancia magnética, según les explicaron a los familiares. Ellos dicen que ese traslado coincidió con una negativa a su petición de que el paciente fuese enviado al hospital de Jerez.

Finalmente, una semana después de la operación, el hombre fue trasladado a Jerez. La hija recordó ayer que tras examinar al enfermo, un médico de la UCI le dijo: "A tu padre se lo han cargado".

M.C. sobrevivió pese a las lesiones causadas con la operación. Tiene ahora una pensión de gran invalidez concedida por el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Sus familiares hicieron ayer un llamamiento a otras personas que pudiesen haber sufrido problemas del mismo tipo para que les faciliten información. Se mostraron indignados especialmente por el hecho de que a algunas personas les hayan dicho en Sanlúcar, según les han contado, que lo de un vecino de Chipiona operado de próstata que había tenido un problema con la anestesia era una leyenda urbana, que eso no había ocurrido. "Sí ha pasado y no es una leyenda urbana. No lo es. Aquí estamos los familiares de ese paciente".

La hija del paciente indemnizado por la Consejería de Salud criticó que la Junta de Andalucía mantenga los conciertos sanitarios con el propietario del hospital Virgen del Camino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios