Las empresas que vendrán a la Bahía tendrán que costear las líneas eléctricas

  • Sevillana Endesa dice que los promotores de las futuras industrias gaditanas deben hacerse cargo de las infraestructuras para recibir energía · Los empresarios reclaman planificación a medio plazo

Sevillana Endesa señaló ayer que las futuras empresas que se instalarán en la Bahía gaditana, dentro del denominado proceso de reindustrialización, son las que deberán financiar las infraestructuras necesarias para obtener energía eléctrica. En este sentido, la compañía matizó que, con la liberalización del sector eléctrico, la ley observa que los promotores son los encargados de costear esos trabajos de conexión o, en cualquier caso, firmar un convenio o acuerdo con una compañía suministradora de electricidad.

Esta explicación surge a raíz de las declaraciones del delegado del Estado en la Zona Franca, José de Mier, quien alertó del grave déficit en la red eléctrica en el marco de la Bahía y que pone en riesgo el futuro desarrollo previsto en esta zona donde se colocarán empresas como Sacesa, Aeroblade, Gadir Solar y Gadir Fotovoltaica....y, además, limita otros grandes proyectos como es el caso del nuevo hospital de la capital gaditana en Puntales.

La compañía eléctrica aclaró que atiende la demanda energética por parte de las empresas y de promociones de viviendas, pero que para ello se tiene que comunicar la solicitud de potencia que se desea. A modo de ejemplo, Sevilla indicó que para la construcción de un conjunto residencial sería el propio Ayuntamiento el que tendría que pagar las obras de infraestructuras para canalizar la distribución eléctrica hacia esa zona y que ese coste luego repercutiría en la promotora.

Sevillana reconoce que la provincia de Cádiz dispone de un gran potencial en producción energética, ya que cuenta con una capacidad de generación de 5.800 megavatios. Sólo la central de ciclo combinado de Arcos dispone de 1.600 megavatios.

No obstante, todo ese potencial es ineficaz si no se ejecutan las obras para encauzar esa energía hacia las grandes industrias que se pretenden instalar en la Bahía y que suponen para los gobiernos central y autonómico la gran apuesta de creación de empleo y riqueza en este enclave gaditano.

La visión trasladada a este periódico por el delegado del Estado para la Zona Franca de Cádiz, José de Mier, fue ayer "totalmente compartida" por el presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC), Miguel González Saucedo. De hecho, los empresarios gaditanos entregaron a todos los partidos políticos en la pasada campaña un dossier con sus principales reclamaciones. Entre ellas, una de las principales, se refería a la necesidad de crear un plan de infraestructuras en el que primaban las de electricidad.

A su juicio, el problema, no obstante, no está en las compañías energéticas, sino "en que ningún ayuntamiento quiere asumir las servidumbres que supone la instalación de torres de alta tensión, de subestaciones o de una central de ciclo combinado, como ocurrió en Arcos, que incluso le costó el puesto a su alcalde de entonces". Para González Saucedo, "nuestra preocupación no es para hoy o mañana; es para medio o largo plazo. Nos tendremos que replantear entre todos qué modelo de provincia queremos, si colgar el cartel de completo o seguir abriendo. Para eso hace falta mucha planificación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios