"Nuestra empresa sigue inmersa en muchos proyectos pese a la crisis"

OCIDYS cumple 10 años. La empresa chiclanera que se encarga de demoliciones y obras civiles en varios puntos de la provincia, celebra su décimo aniversario en un momento de crisis económica.

A pesar del mal momento que viven muchas empresas del sector de la construcción, Sebastián Marchante, gerente de Ocidys, quiere transmitir un mensaje de tranquilidad y confianza. "Es verdad que estamos viviendo un momento delicado, en el que muchos aguantan como pueden, pero quiero señalar que nuestra empresa sigue trabajando en numerosos proyectos".

Con una plantilla de unos cien empleados, Ocidys se mantiene a flote gracias a importantes acuerdos con otras empresas del sector, con las que trabajan codo con codo en diferente obras de Cádiz, San Fernando y Chiclana.

Así, en la capital colaboran con el Ayuntamiento de Cádiz; Procasa, en la demolición de un edificio entre la calle Mirador y Santo Domingo, mientras que la semana que viene empiezan con otro en la calle Soledad; Eléctrica de Cádiz; Aguas de Cádiz; Delegación de Medio Ambiente; con la Oficina de Rehabilitación de la Junta, ya que han acabado la demolición de un edificio en la calle Osorio; Goncava; Gadir Solar, junto a quienes llevan a cabo demoliciones de naves en el polígono El Trocadero; Comsa, con los que trabajan en las obras de ampliación del aparcamiento subterráneo de Canalejas; demoliciones de Autoridad Portuaria; con Corsán-Corviam, en la demolición de la plaza de abastos; y con Promociones San Miguel, junto a quienes se les ha adjudicado la demolición del pabellón Fernando Portillo.

En San Fernando están inmersos en las obras de una urbanización con la empresa Jucarbe; mientras que en Chiclana participan en varias urbanizaciones, una con la constructora San José, y otra 'La Cucarela', con la empresa de Fernando Aragón.

Aún así, Sebastián Marchante señala que ha bajado el volumen de trabajo, aunque no de manera drástica y que lo único que ha cambiado es el retraso en los pagos.

En la actualidad Ocidys cuenta con una oficina en Chiclana de 300 m2 y dos plantas, así como una nave de 1000 m2 en el polígono industrial de Pelagatos. Además, disponen de un taller de acopio de material de 2.5000 m2 en esta localidad gaditana, mientras que en Cádiz, las antiguas instalaciones de CASA se les han sido cedidas temporalmente para guardar también todo tipo de material para las obras que desarrollan en la capital.

Ocidys nació de la mano de Marchante, quien desde su juventud ha estado ligado a otras empresas del sector, como Derribos Aragón, donde empezó, y Derribos Vázquez, de la que extrajo la experiencia que le sirvió para crear la que hoy es su propia empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios