Una empresa privada gestionará el futuro Centro de Congresos

Comentarios 0

Mucho se ha escrito a estas alturas sobre las obras del Centro de Congresos, pero, ahora que se acerca el momento de la conclusión de las mismas, cabe plantearse otra cuestión: ¿Cómo se van a gestionar estas instalaciones?. Tres son las opciones que explicó el vicepresidente del Instituto de Promoción de la Ciudad, Manuel Prado, responsable de la actuación, Manuel Prado, de las cuales el Consistorio isleño ya se ha decantado por una, -que se desarrolla en estos días en el pliego de condiciones- la de vender el canon de explotación a una empresa privada, que se encargaría al cien por cien de la administración de los eventos.

Eso sí, existiría una participación municipal que permitiría al Ayuntamiento reservar el Centro -antiguo cine Almirante- para aquellos eventos de relevancia que requiriesen del uso de estas instalaciones. Serían en definitiva una serie de condiciones ventajosas fruto de unas negociaciones previas que se producirían a la vez que la cesión de ese canon. Precisamente por este grado de vinculación y porque es el propietario del edificio, explicaba Prado, habrá un personal municipal pendiente del desarrollo y funcionamiento del centro.

La apertura y utilización de estas dependencias, aseguraba el segundo teniente de alcalde, "supondrá un plus de dinamización para la ciudad, ya que desplazará colectivos hasta un punto de encuentro con el que hasta el momento no contábamos". En el horizonte, también los eventos del 2010, en los que este Centro de Congresos adquirirá un protagonismo especial en cuanto a su uso. Una fecha que la empresa que lo explote tendrá también en cuenta. Otra de las ventajas que apunta Prado se dirige a la creación de puestos de trabajo: servicio de mantenimiento, limpieza y agencia de viajes, entre otros.

Ésta es por tanto la opción elegida, pero también hay dos alternativas descartadas, tal como aclaró Prado, que se han rechazado por el alto coste que supondría para el Ayuntamiento. La primera de ellas, la gestión directa municipal, en la que es el propio Ayuntamiento quien organiza y administra. La segunda, también a través del Consistorio pero de forma indirecta, ya que éste contrataría a una empresa para que se encargase de la explotación del centro.

Augurar fechas cuando hay una actuación compleja de por medio tiene sus riesgos, aunque parece que ésta puede ser definitiva. La obra de construcción parece que escribe en estos meses sus últimos renglones, y podría ser a comienzos del año próximo cuando estuviera terminada. Será pues cuando entre en liza la empresa de equipamiento -dependiente de Diputación- que tiene previsto montar todos los interiores del edificio, entre ellos, los asientos del auditorio principal y los de las restantes salas, así como mesas y demás elementos. De esta forma, se calcula que sea en abril cuando esta entidad empiece a trabajar en las instalaciones, con el objetivo de finalizar antes del verano. Las gestiones administrativas comenzarían entonces a caminar.

El Centro de Congresos se concibe de hecho como un espacio para dar servicio a los ciudadanos, como ha explicado el segundo teniente de alcalde y concejal específico de Turismo, Comercio y Formación y Empleo, Manuel Prado. Unas instalaciones que suponen además un cambio a mejor para La Isla, con la llegada de colectivos al centro de la misma, así como la creación de puestos de empleo directos e indirectos dependientes de las instalaciones. Por este motivo, Prado entiende que se trata de un equipamiento necesario y positivo en el camino de desarrollo de la localidad, dentro de un marco de crecimiento y mejora de instalaciones con la vista puesta en la conmemoración del Bicentenario. Junto al Centro de Congresos, la reforma del Museo o las obras del Ayuntamiento son otras de las actuaciones en la mejora del equipamiento municipal.

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios