El 'embudo' de Tres Caminos seguirá inalterable al menos tres veranos más

  • Fomento mantiene su promesa de que el proyecto de construcción de la nueva conexión será licitado este mismo año · Las obras empezarían a mediados de 2009 y se teme que duren más de dos años

Los miles de conductores y pasajeros que a lo largo de este verano han sufrido las graves retenciones de tráfico que a diario se repiten en el cruce de Tres Caminos, entre Puerto Real y Chiclana, tendrán que seguir armándose de paciencia porque el 'embudo' tiene visos de mantenerse inalterable no sólo lo que resta de este verano sino, lo que es más preocupante aún, también tres períodos estivales más.

Esto será por la demora que sigue experimentando la redacción del proyecto que fue prometida por el Ministerio de Fomento hace ya más de tres años y que a día de hoy se mantiene aún en fase de tramitación.

La propia ministra de Fomento, Magdalena Álvarez sigue manteniendo que antes de acabe este año se habrá culminado la licitación del proyecto, unas previsiones que han sido ratificadas en declaraciones a este medio por el algecireño Salvador de la Encina, diputado del PSOE por Cádiz y portavoz del Grupo Socialista en la Comisión de Infraestructuras del Congreso.

Si no surgen nuevos inconvenientes y esta promesa se cumple, a principios del próximo año se podría abrir el proceso de licitación de las obras para su posterior adjudicación, postergando al menos hasta mediados de 2009 la llegada de las primeras máquinas a este arcaico punto de la red viaria provincial en el que confluyen hasta tres autovías: la A-48, en dirección hacia Chiclana y que concluye en Algeciras; la CA-33, de acceso a Cádiz por San Fernando; y la A-4, que conecta con Puerto Real, Jerez y Sevilla y que desemboca en Madrid.

Aunque el Ministerio de Fomento no preveía una complejidad excesiva en esta obra cuando se comprometió a ejecutarla en la primavera de 2005, ahora las tornas han cambiado debido a la necesidad de contar con un estudio previo de impacto medioambiental que ya ha sido complementado.

Además, el borrador primitivo del proyecto también ha sufrido una variación considerable, complicando varios grados la obra que se quiere ejecutar. Ello conllevará que, salvo sorpresa, la construcción de los nuevos viaductos se prolongará durante dos o dos años y medio, lo que impediría que su puesta en servicio pudiera llevarse a cabo antes del verano del año 2011, aplazándose este hecho hasta finales de ese ejercicio o, incluso, para el año siguiente, el 2012.

Inmerso de lleno en la obra del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz y en la duplicación de la vía del ferrocarril entre la capital gaditana y Sevilla, y agilizando los trámites previos a los trabajos de culminación de las autovías A-48 (de Vejer a San Roque) y A-4 (en el tramo de Jerez a Dos Hermanas), el Ministerio de Fomento parece que sigue sin considerar prioritaria la modernización del nudo de Tres Caminos.

Cierto es que es embudo da poco o nada que hablar durante buena parte del año, pero la realidad es que con la llegada del buen tiempo adquiere un triste protagonismo al verse incapaz de absorber el multitudinario número de vehículos que cada día del verano se desplaza a los diferentes puntos del litoral gaditano en la franja comprendida entre Chiclana y Tarifa.

La única novedad para este año, la habilitación de un carril de aceleración al inicio de la A-48 y en dirección hacia Chiclana ha supuesto un pequeño alivio aunque no ha logrado evitar del todo las retenciones. Estas colas de vehículos, sin embargo, son especialmente llamativas en el sentido contrario (hacia Puerto Real) en horario vespertino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios