Patrimonio local El aspecto del nuevo Ayuntamiento

Una disección a la Casa Consistorial

  • El proyecto del nuevo Consistorio ya ha recibido todos los informes favorables y está sólo a falta de que la obra comience este año. De momento, la única posibilidad es conformarse con una recreación en 3-D

Ahora que el proyecto de rehabilitación integral de la Casa Consistorial cuenta con todos los parabienes -tras el reciente visto bueno de la Junta de Andalucía, que se ha resistido durante meses- salen a la luz los primeros detalles del mismo. Unos detalles que resumen de un modo gráfico cuál será el aspecto interior de este inmueble una vez esté completada la actuación, si no fallan los cálculos municipales, en el año 2013.

De la disposición de las diferentes áreas ya se han avanzado aspectos, pero es a través de estas composiciones en tres dimensiones, cuando por primera vez el ciudadano podrá hacerse una idea de cómo será el nuevo Ayuntamiento, ideado por el estudio Alt-Q Arquitectura, al frente del cual se encuentra el arquitecto Francisco Márquez.

Así, en la disección del edificio se descubren en primer lugar y como elementos más llamativos los dos patios de luces, el principal y el de la cárcel. Ambos habían estado desaprovechados hasta el momento, ya que en uno se había construido una entreplanta y el otro apenas se utilizaba. En el primero de ellos, el principal, llama especialmente la atención un elemento en voladizo que sobresale hacia el patio a medio camino entre la primera y la segunda planta. Se trata del que será salón de plenos, ubicado en este punto para aprovechar al máximo la luz natural.

A los pies de este patio de luces, un salón de actos y a su alrededor, los departamentos de cáracter cultural, como el Archivo Municipal o la biblioteca General Lobo, que quedará así instalada en un lateral de la planta baja. El otro patio, presidido a la altura de la primera planta por una montera de vidrio, tendrá a su alrededor el área de Atención al Ciudadano.En las plantas superiores de ambos lados se ubicarán otros departamentos enclavados en el Ayuntamiento como los grupos políticos, los sindicatos y el área administrativa.

Pero la pieza principal del edificio será la central, en la que se ubica la escalera imperial, que va a ser restaurada pero no demolida debido al valor patrimonial de la misma. Alrededor de ella, en la primera planta, se instalará la sala de recepciones en el espacio que antes ocupaba el salón de plenos. El edificio sorprenderá así con algunos cambios por dentro -cambios que se encaminan esencialmente, explicaba Márquez, a un mayor aprovechamiento del espacio, antes limitado al 50 por ciento-, pero también, y más llamativas si cabe, serán las modificaciones exteriores.

Esencialmente, la transformación que más asombrará al ciudadano estará en el color de la fachada, que se tornará rojiza, recuperando así el tono del inmueble tal y como fue concebido una vez fue construido. Cabe recordar en este sentido la importancia histórica de este edificio, pero también su relevancia arquitectónica. Ambos motivos, como mínimo, sirvieron en su momento para que la Casa Consistorial, con toda su majestuosidad, fuera nombrada Bien de Interés Cultural (BIC).

50

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios