El deterioro social acecha a Sanlúcar y Chipiona a causa del narcotráfico

  • Asociaciones antidroga alertan de la masiva entrada de hachís por la desembocadura del Guadalquivir

"Sanlúcar, Chipiona y Trebujena pueden sufrir a corto plazo un gran deterioro social si no se ponen más medios para luchar contra los narcotraficantes en la desembocadura del Guadalquivir", así lo asegura Francisco Mena, presidente de la coordinadora antidroga 'Nexos' que actúa a nivel provincial y que integra a 17 asociaciones.

Mena recordó la degradación social que padeció años atrás la localidad de Barbate ante la impunidad y la ostentación de la que hacían gala los narcotraficantes. La situación era tan "escandalosa" que el Ministerio del Interior envió en 2004 a 18 agentes antidisturbios del Grupo Rural de Sevilla de la Guardia Civil como refuerzo a la dotación de la Benemérita en la localidad. El objeto de esta intervención se centraba en poner orden al caos que había generado la introducción de grandes cantidades de hachís a través de esta población jandeña.

El responsable de 'Nexos' hizo hincapié en que Sanlúcar, Chipiona y Trebujena siguen el mismo camino que Barbate, una población que ha pasado a segundo plano en comparación con las decenas de toneladas de hachís que se incautan en la desembocadura del río Guadalquivir y, muy cerca, en la chipionera playa Montijo.

Cabe recordar que uno de los dos buques insignia del servicio marítimo de Aduanas, el patrullero 'Fulmar', ha establecido su base en el puerto de Cádiz a principios de esta semana. Su misión será la de asumir labores de control e incautación de alijos de droga en la costa de la provincia, pero con especial dedicación en la desembocadura del Guadalquivir, donde los cargamentos de hachís son a base de miles de kilos.

A juicio de Francisco Mena, tanto Sanlúcar como Chipiona deben afrontar con prontitud la problemática del narcotráfico para que no vivan la desagradable experiencia que padecieron en su día tanto Barbate como La Línea. También resaltó que Cádiz es la provincia con mayor número de asociaciones antidrogas de España, "pero curiosamente ni Sanlúcar ni Chipiona disponen de una entidad de este tipo pese a que el Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, y yo intentamos crearlas, pero sin éxito".

Un informe elaborado en 2007 por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife), órgano dependiente de Naciones Unidas, puntualizaba que España es el país de Europa con mayor número de incautaciones de cocaína y hachís, sobre todo a través de las costas andaluzas. Entre 3.000 y 4.000 toneladas de esas drogas son intervenidas anualmente en distintos puntos de la geografía española, según dicho informe.

Ante ello, Francisco Mena insiste en la necesidad de que se revise el Código Penal para castigar con más dureza a los traficantes de droga, ya que, en su opinión, las condenas son muy suaves teniendo en cuenta el daño social que generan los narcos. "En Francia y otros países europeos las condenas son bastante más duras, mientras que aquí los narcotraficantes prefieren arriesgarse puesto que las penas suelen ser más blandas". El presidente de 'Nexos', sin embargo, felicitó la labor que realizan los fiscales antidroga en Cádiz y el Campo de Gibraltar, "quienes imponen la máxima pena que permite la ley cuando son flagrantes los delitos de narcotráfico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios