Provincia

Cinco detenidos por secuestrar a inmigrantes que llegaban en patera

  • Eran captados nada más tocar tierra, los encerraban en un piso de Algeciras y eran interrogados para sacar dinero a sus familias

Barrio de La Bajadilla, en Algeciras, lugar donde los responsables de la organización desarticulada escondían a los inmigrantes. Barrio de La Bajadilla, en Algeciras, lugar donde los responsables de la organización desarticulada escondían a los inmigrantes.

Barrio de La Bajadilla, en Algeciras, lugar donde los responsables de la organización desarticulada escondían a los inmigrantes. / jorge del águila

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras ha logrado desarticular en la localidad una organización criminal especializada en el secuestro de inmigrantes irregulares una vez que llegaban a la costa española.

Según informó ayer el Instituto Armado en un comunicado, la investigación se inició a finales del pasado mes de agosto, cuando se tuvo conocimiento por fuentes propias de la unidad investigadora que se estaban realizando secuestros de inmigrantes irregulares después de su llegada a la costa peninsular.

La organización pedía entre 500 y 2.000 euros a los familiares para su liberación

A raíz del modus operandi observado, los criminales detenidos, conocedores de la habitual llegada de embarcaciones a la costa del Campo de Gibraltar procedentes de Marruecos, se encargaban de la recogida de los inmigrantes irregulares. Después de realizar dispositivos de espera y localizar embarcaciones que habían logrado cruzar con éxito el Estrecho, según la Guardia Civil, realizaban una selección con el fin de elegir a aquellos que podían sufragar los pagos solicitados por la organización criminal.

Una vez determinados los más idóneos, consumaban el engaño mediante la promesa de ayudarles a reunirse con sus familiares residentes en España y los trasladaban en vehículos hasta una vivienda del barrio de La Bajadilla de Algeciras. Tras ello, eran encerrados en habitaciones, se les despojaba de sus teléfonos móviles y resto de enseres personales, y eran interrogados más exhaustivamente para obtener la máxima información de cada uno de ellos y estimar qué cantidad podían solicitar a sus allegados.

Cuando lograban obtener esta información terminaban contactando telefónicamente con familiares de las víctimas para solicitarles el pago de una cantidad de dinero por su liberación, que oscilaba entre los 500 y los 2.000 euros en función de las posibilidades económicas de la familia.

La organización criminal, explicó el comunicado, estaba formada por hombres y mujeres, asignando cometidos diferenciados a cada individuo. Mientras que los hombres eran los encargados de realizar la captación, traslado de las víctimas hasta el domicilio donde eran retenidos y la extorsión a los familiares, las mujeres ejercían funciones de custodia y vigilancia de las víctimas hasta el momento del pago del dinero por sus familiares para su liberación.

Una vez determinada la asignación de roles que cada detenido desarrollaba dentro de la organización criminal se procedió a realizar la fase de explotación de la mencionada operación, procediendo a la detención de cuatro personas (dos hombres y dos mujeres) originarios de Marruecos, con permiso de residencia en España, y una mujer española. Todos ellos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Algeciras y enviados a prisión sin fianza por delitos de secuestro y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

La operación, que no se ha dado por concluida por el momento, ahora se centra en la identificación y localización de otras posibles víctimas de este grupo criminal, por lo que la Benemérita no descarta que puedan producirse nuevas detenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios