Cuatro detenidos con casi un kilo de hachís que traían desde Ceuta

  • La Policía interviene también en la agresión de una chica joven a una farmacéutica

Tres hombres y una mujer, los cuatro de La Isla, fueron detenidos en la jornada del domingo acusados de pertenecer a una red de distribución de hachís en una operación conjunta en la que participaron agentes del grupo de estupefacientes y tráfico de drogas de la Policía Nacional y el grupo de seguridad ciudadana de la Policía Local. En total fue intervenido casi un kilogramo de esta sustancia, repartido entre 81 bellotas de 729 gramos y dos bolas -conocidas como huevos- de 50 gramos cada una.

El operativo comenzó semanas atrás, cuando efectivos policiales tuvieron constancia de que dos de estas personas se desplazaban con asiduidad a Ceuta donde, tras proveerse del hachís, lo introducían en el interior de su cuerpo para poder flanquear el control de aduanas sin ser descubiertos. A continuación, las otras dos personas las recogían en el puerto de Algeciras, desde donde partían hasta San Fernando, localidad en la que traficaban con ella.

Fue el pasado 4 de mayo cuando J.A.R.B. y J.M.R.R. realizaron el que iba a ser su último viaje en barco regular, siendo recogidos por I.E.G. y C.M.G.. Una vez en la localidad isleña, los cuatro fueron detenidos tras comprobarse que los dos primeros llevaban la sustancia metida en su cuerpo. De haberse comercializado el hachís, éste hubiera alcanzado un precio en el mercado de unos 4.500 euros aproximadamente. Como antecedente, cabe destacar que dos semanas atrás fue detenido otro joven tras ingresar en el hospital de San Carlos con 85 bellotas de hachís en su interior.

Por otro lado, efectivos de la Policía Nacional tuvieron que intervenir en la noche del viernes tras recibir una llamada por agresiones en la farmacia del Castillo de San Romualdo. Cuando los agentes llegaron, tomaron los datos y trasladaron a Comisaría a A.N.B., como presunta autora de agresiones a la farmacéutica y daños al establecimiento. El sábado, también por la noche, tuvieron que acudir a un incendio de contenedores en La Magdalena. Previamente, atendieron una llamada de un vecino de la calle Poeta Rafael Alberti, avisando de que alguien estaba arrojando mobiliario por la ventana, en concreto, una silla y un cuadro. Cuando la Policía acude a la vivienda, es L. A.G. quien se confiesa autor, tras lo cual fue denunciado por el propietario de un vehículo al que le cayó parte de este mobiliario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios