La cuenca de Barbate se rebela al querer reducirles el riego un 55%

  • Los regantes recibieron en 2007 4.500 metros cúbicos por hectárea; ahora les dan 2.000

Hay marejada en la cuenca del Barbate a cuenta de la sequía que asuela a la provincia de Cádiz desde hace ya cuatro años. La polémica acaba de saltar en el que ha sido el primer encuentro de los comités de gestión de las cuencas del río Guadalete y del Barbate, celebrado anteayer, en el que los regantes de la segunda se rebelaron al proponerles desde la Junta una reducción de su cupo de agua para riego de un 55% con respecto al pasado año hidrológico. Discrepancia sobre la que el comunicado oficial pasó de puntillas .

No obstante, ayer desde la delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente indicaron a este diario que, ante la falta de acuerdo obtenida, el director general de la Cuenca Atlántica (en la que se integran las de los dos ríos gaditanos) deberá tomar la decisión definitiva sobre la asignación final de agua para riego. El pasado año la cantidad dada a los regantes fue de 4.500 metros cúbicos por hectárea. Entonces, el volumen embalsado en esta cuenca llegaba a 120 hectómetros cúbicos, de los que la mitad correspondía a aportación de lluvias. Los embalses estaban al 43,6 % de su capacidad. Este año, los regantes pedían 2.600 m3 por hectárea. La oferta inicial de la Agencia fue de 1.800. Subió luego a 2.000 pero no fue suficiente para lograr el acuerdo. Según explican desde la Junta, la oferta actual de la Agencia se basa en el volumen embalsado, que asciende en la actualidad a 70 hectómetros, de los que sólo 12 proceden de lluvias del presente año hidrológico. Las precipitaciones han alcanzado sólo el 15,44 % de la media de los últimos años. Y los embalses están al 26,37 %. El presente año hidrológico está siendo "notablemente seco y sólo ha llovido un 40%. Por eso, a pesar del respiro que han dado las últimas lluvias, no se puede bajar la guardia", enfatizan desde Medio Ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios