Se convocará de nuevo el concurso para adjudicar la piscina municipal

  • Las cuatro empresas que concurrieron han presentado ofertas con errores formales que no han sido aceptadas · Se prorrogará cuatro meses la concesión actual

El proceso de adjudicación de la gestión de las piscinas municipales se retrasa dado que ninguna de las empresas que han concurrido han cumplido con los requisitos formales establecidos. Esto provocará que tenga que convocarse un nuevo concurso lo que obligará a que se tenga que prorrogar a la actual concesionaria la explotación de las instalaciones deportivas.

El motivo por el que ninguna de las cuatro empresas que optaban a la explotación ha pasado el primer corte en la selección ha sido por defectos formales en la oferta presentada. La falta de documentación y errores en la información aportada han sido algunos de las cuestiones detectadas por la mesa de contratación, lo que ha provocado que ni siquiera se hayan llegado a conocer las distintas ofertas económicas presentadas.

El concejal de deportes, Francisco Aguilar, explicó ayer que el proceso a seguir a partir de ahora será la convocatoria de un nuevo concurso. Pero, para ello, se deberá cumplir con una tramitación previa.

En primer lugar, la Corporación Municipal deberá tener conocimiento de lo ocurrido y declarar desierta la licitación. Este primer paso se cumplirá en la mañana de hoy en un Pleno Extraordinario donde se aprobará esta cuestión.

Posteriormente, el Ayuntamiento deberá convocar nuevamente el concurso en el que, en principio, se exigirán los mismos requisitos que en el pliego de condiciones anterior. Éste establece un cambio en el sistema de explotación de las instalaciones de la piscina (que también incluye las escuelas municipales así como el bar del complejo). Así de un sistema de gestión interesada, donde el Ayuntamiento abona a la concesionaria una cantidad anual para compensar las pérdidas del servicio, se pasará a un modelo de canon. Según el concejal, con la puesta en marcha de la segunda piscina cubierta las instalaciones ya son rentables.

Así la empresa ganadora del concurso deberá pagar una cantidad anual al Consistorio. La cantidad mínima exigida en el pliego de condiciones es de 6.000 euros. Las sociedades aspirantes deberán presentar ofertas por encima de esta cuantía.

Su propuesta de canon podrá será hasta un tercio de la valoración por puntos que haga la mesa de contratación. También se tendrán en cuenta otros aspectos como el proyecto deportivo y de gestión que presente, las inversiones previstas en las instalaciones así como las nuevas tarifas a los usuarios. La nueva sociedad adjudicataria tendrá la explotación de las piscinas municipales durante los próximos 10 años con la posibilidad de prorrogarla otros 10.

Desde la Concejalía de Deportes se estima que esta nueva convocatoria del concurso pueda retrasar el proceso unos cuatro meses. Mientras se siga con el proceso, la actual adjudicataria, la cooperativa Explotaciones deportivas portuenses mantendrá la gestión. Su vinculación acaba formalmente el próximo 31 de agosto pero se realizarán los trámites administrativos necesarios para prorrogar la concesión durante los cuatro meses que inicialmente se prevé que se alargue el proceso.

Explotaciones deportivas es una sociedad conformada por dos cooperativas que en los últimos años han protagonizado varios enfrentamientos que han acabado, incluso, en los tribunales. También se denunciaron por parte de algunos cooperativistas de supuestas irregularidades y de doble contabilidad en la gestión económica de las instalaciones municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios