Casi 1.300 contratos de alquiler se atan al año con cláusulas de garantía

  • La Corte de Arbitraje permite ya solventar en un mes los conflictos de arrendamiento

Comentarios 1

La inseguridad jurídica o el temor a desperfectos o usos indebidos de la vivienda disuaden a muchos propietarios de arrendar su vivienda vacía. Para evitar esta barrera en este mercado inmobiliario se creó hace cuatro años la denominada garantía de alquiler, un documento que se incorpora a los contratos para la que, en caso de conflicto, la resolución puede alcanzarse mediante arbitraje y no sea necesario recurrir a los juzgados ordinarios. Desde 2004, un total de 5.177 contratos de arrendamiento de la provincia (casi 1.300 anuales) han incorporado este aval especial que mejora la protección jurídica de cara a posibles incidentes en este tipo de operaciones inmobiliarias.

El nivel de implantación de esta medida está en la media comparado, proporcionalmente, con la población del resto de provincias andaluzas, con la excepción de Granada, donde este trámite de garantía ha tenido una aceptación mayor que en la provincia gaditana al incorporarse a 5.520 contratos, quizá debido al fuerte mercado de alquiler universitario.

No ocurre lo mismo con las incidencias judiciales. En los últimos cuatro años se han registrado en Cádiz 319 casos de arbitraje, la inmensa mayoría (294) por impago de la cuota, seguidos de obras no consentidas (12), daños en el inmueble o los enseres domésticos (5), y el impago de gastos y subarriendo no consentido (ambos con cuatro). En Sevilla se ha dado el mayor número de procesos de Andalucía, con 615, pese a no ser la provincia con más contratos adscritos a la garantía, que es Málaga, con 8.980.

Además, desde este verano, la Corte de Arbitraje garantiza que el enjuiciamiento de estos conflictos sea "en un plazo máximo de 30 días frente a los nueve meses de promedio de los juzgados ordinarios", según informó la organización en un comunicado. Con esta mejora, este organismo independiente trata de "eliminar definitivamente la percepción de inseguridad jurídica" que persiste entre en el mercado de arrendamiento, debido fundamentalmente, a su juicio, "a la sensación de lentitud de la justicia en estos casos".

La manera de suscribir la garantía es a través de las 48 inmobiliarias de la provincia que están homologadas con la Corte de Arbitraje para realizar este procedimiento y también se puede obtener información en la webwww.pnag.es.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios