El congreso internacional del vino de Sanlúcar despierta recelo en el Marco

  • El Consejo y Fedejerez cuestionan el foro, organizado sin contar con los interlocutores del sector

  • La patronal ve trasfondo político

El anuncio de la celebración el próximo septiembre en Sanlúcar de un congreso sobre el vino andaluz, promovido por la Academia Andaluza de Ciencia Regional (ACACR) con el patrocinio de la Diputación de Cádiz, ha cogido por sorpresa a la mayoría del sector, que resta credibilidad a un foro científico y con aspiraciones de tener repercusión internacional organizado sin contar con la opinión previa de sus organizaciones más destacadas.

Según la información recabada por este medio, los principales interlocutores del vino dentro y fuera del Marco, entre los que figuran el Consejo Regulador del jerez, la manzanilla y el vinagre, la Conferencia Española de Consejos Reguladores, la federación de bodegas del Marco Fedejerez y la Federación Española del Vino, tuvieron conocimiento del denominado 'Congreso Internacional del Vino en Andalucía' (CIVA) a través de los medios de comunicación tras el acto de presentación celebrado el pasado martes en Sanlúcar. Y a día de ayer seguían sin tener notificación oficial.

El Consejo Regulador mostró ayer su extrañeza tanto por la ausencia de las principales organizaciones del vino en la génesis del congreso como por la falta de comunicación directa por parte de la organización. Fedejerez, mucho más crítica, manifestó su sorpresa y malestar tanto por los motivos expuestos por la institución jerezana del vino como por el trasfondo político que aprecia en las formas y que le restan "independencia" a la cita. "Un congreso científico y más de carácter internacional no se organiza de espaldas al sector ni en seis meses. Es pretencioso querer ser el centro mundial del vino; es poco serio y está fuera de lugar", indicaron desde la patronal bodeguera, que cuestiona el uso de recursos públicos por parte de Diputación para fines que no tienen un interés general".

La elección de Sanlúcar despierta recelo, no porque la localidad sanluqueña desmerezca ser la sede de este tipo de foros, sino porque según fuentes del sector se puede interpretar que detrás de esta decisión aflora el apoyo a los intereses de los manzanilleros artesanales frente a los del resto de bodegas del sector, que la presidenta de Diputación y ex alcaldesa de Sanlúcar, Irene García, ha manifestado públicamente en conflictos como el del 'Bag in Box'.

Preguntado al respecto, el presidente de la Academia Andaluza de Ciencia Regional, José Vallés, negó rotundamente que el congreso tenga ningún trasfondo político, al tiempo que aseguró que la elección de Sanlúcar responde al ofrecimiento del complejo escolar El Picacho por parte de la Consejería de Educación de la Junta.

Después de aclarar que la Academia lleva meses planificando el CIVA, Vallés explicó que la convocatoria del congreso compete en exclusiva a la institución que preside y a organismos colaboradores, en este caso el Instituto de Investigación Vitivinícola y Agroalimentaria (Ivigra), vinculado a la Universidad de Cádiz y con sede en el campus de Puerto Real.

Según Vallés, "el congreso está abierto a la participación de todo el mundo, aunque eso no significa que se envíe invitación a todo el mundo". En otras palabras, la Academia se encarga de dar forma a este tipo de foros dirigidos, principalmente, a la comunidad académica, aunque abiertos a la participación de entidades ajenas a la universidad, entre ellas las representativas del sector. El comité organizador, siempre según el presidente de la Academia, ya ha colgado en la red documentación, aunque "todavía incompleta", sobre el congreso y también se han comenzado a remitir por vía informática las invitaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios