Provincia

Una nueva oferta para comprar Delphi compite con la Autoridad Portuaria

  • Ninguna de las dos llega al valor de la nueva tasación presentada por los administradores concursales, que se eleva a los 7 millones

  • El Juzgado Mercantil decidirá a mitad de febrero

Cimientos de la instalación de Redelsur en la entrada de la antigua fábrica de Delphi. Cimientos de la instalación de Redelsur en la entrada de la antigua fábrica de Delphi.

Cimientos de la instalación de Redelsur en la entrada de la antigua fábrica de Delphi. / julio gonzález

Comentarios 1

En la primera quincena de febrero, el Juzgado de lo Mercantil de Cádiz decidirá qué hacer al fin con el terreno que ocupa la antigua fábrica de Delphi. En esa fecha, según ha podido confirmar este periódico, comenzará despejarse un camino que tiene tres direcciones.

La primera, acceder a la propuesta planteada en su día por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC). Esa propuesta, ratificada después por Puertos del Estado, pedía hacerse con la superficie de la antigua multinacional de Puerto Real por un importe (basado en una tasación propia) de alrededor de tres millones de euros. Sin embargo, esta oferta se encontró con el rechazo de los administradores concursales, que exigían más dinero para poder satisfacer las deudas que aún mantiene Delphi con sus acreedores. Tras aquello, la institución portuaria señaló que si no era aceptada esa cantidad, se procedería incluso a la expropiación del terreno aludiendo al interés público del suelo y la operación planteada allí.

Ayer, este periódico pudo confirmar que los administradores concursales ya han enviado a la APBC una nueva tasación, que ronda los 7 millones, muy lejos aún de la que proponía la entidad pública portuaria. Hay que tener en cuenta, en este sentido, que varios años después del cierre de la factoría, el valor del suelo según la tasación incluida en el expediente judicial se elevaba a los 14 millones, cifra que se ha ido reduciendo con el paso del tiempo y la ausencia (aparente) de interés por comprar ese terreno y lo que queda de la antigua fábrica. De momento, está por ver la respuesta de la APBC a esta nueva tasación de los administradores concursales.

La segunda vía para estos terrenos también es nueva. Según ha podido saber este periódico, una nueva oferta ha llegado a los administradores de Delphi. No se sabe aún ni el sector ni su procedencia pero, lo que sí parece seguro, es que la cantidad ofrecida para hacerse con los terrenos tampoco llega a los 7 millones planteados en la reciente tasación. Otras fuentes consultadas por este periódico explicaron que, hace varios meses, un grupo empresarial extranjero acudió a Puerto Real interesado por comprar ese terreno, pero finalmente el interés no se sustanció. Estas mismas fuentes no han podido asegurar que esta nueva oferta proceda de los mismos empresarios.

En el caso de que ni la oferta de Puertos del Estado ni la del nuevo pretendiente de Delphi lleguen al valor estimado por los administradores, tendrá que ser el Juzgado de lo Mercantil quien autorice a vender por debajo de esa tasación. Cabe preguntarse también si, el hecho de que haya aparecido en el último momento un nuevo interesado, podría hacer que la cantidad de tres millones planteada por la Autoridad Portuaria pudiera elevarse. No hay que olvidar que el Juzgado tiene como objetivo lograr el máximo posible para acabar con deudas de hace diez años.

Algo que también habrá que dilucidar es si, con la aparición de una nueva oferta, es posible seguir adelante con lo anunciado por la Autoridad Portuaria, esto es, proceder a la expropiación forzosa en caso de que los administradores concursales no acepten su precio.

La tercera y última opción es dejar seguir pasando el tiempo. Esto conllevaría un lógico deterioro de instalaciones y suelo (más del que ya tiene) y, consecuentemente, una reducción progresiva de su precio. Tal vez en este caso, y contando con que una nueva y futura tasación redujese el valor del terreno, podría llegar otra oferta que sí contase con la aprobación concursal. Eso sí, en el lado contrario de este argumento, pesaría aún más que al correr el tiempo seguirían aumentando las deudas pendientes.

Algo que sí parece descartado, pese a su amplio debate público, es la opción defendida por la Junta de Andalucía, como es incorporar los suelos de Delphi al futuro proyecto de Las Aletas, bajo el paraguas (incluyendo condiciones fiscales) de la Zona Franca de Cádiz, que expandiría hasta ese suelo puertorrealeño su atracción de nuevas empresas.

Desde que cerró la antigua multinacional, han sido muchos los anuncios pero sólo un negocio ocupó suelo en Delphi. Fue Redelsur, una iniciativa privada que se hizo con una pequeña parte del suelo para instalar una planta de tratamiento de residuos y reciclaje, que acabó siendo denunciada por la Junta de Andalucía y el Seprona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios