El comité denuncia ahora a Urbaser por coaccionar a los trabajadores

  • Los empleados contraatacan a la empresa con una denuncia interpuesta ayer por la mañana porque consideran que se está vulnerando su derecho a la huelga

Comentarios 2

El comité de empresa ha respondido a la denuncia judicial interpuesta contra tres de sus trabajadores el viernes dando a probar a Urbaser de su misma medicina. Ayer mismo por la mañana acudían a las dependencias de Comisaría para formalizar dicha denuncia por coacción a la plantilla que se está haciendo cargo de los servicios mínimos. A su parecer, la concesionaria del servicio de recogida de basura y limpieza de las calles está vulnerando el derecho a la huelga de los empleados obligándoles a hacer más de lo que se recoge en los servicios mínimos. El conflicto de la basura se recrudece y no tiene, por tanto, visos de solucionarse antes de que arranque la Feria del Carmen y de la Sal el próximo jueves.

Para principios de la próxima semana, de hecho, los trabajadores han anunciado ya la convocatoria de una rueda de prensa a través de la que quieren dar a conocer a la ciudadanía en general "las argucias navajeras" que, según ellos, está empleando la empresa para disuadirles de su propósito de continuar con el paro.

Sus críticas se extienden ahora también al Ayuntamiento isleño, al que acusan de haber ordenado a la Policía Local a mediodía de ayer que escoltase a los camiones encargados de los servicios mínimos desde la cochera situada en el polígono de Tres Caminos hasta la ciudad.

Los trabajadores reconocen su presencia en las inmediaciones de la cochera, pero afirman que era meramente "presencial y con ánimo pacífico", que en ningún momento tienen intención de sabotear los servicios mínimos decretados por la Delegación Provincial de Empleo. El problema es que, a su parecer, este único turno que debería funcionar, el que se extiende desde las doce del mediodía hasta las siete de la tarde, no sólo se ocupa de recoger los contenedores de centros de salud, el Hospital General de Defensa, colegios y plazas de abastos, sino que también está vaciando los de algunos comercios y gasolineras, sobre todo de la calle Real y la zona de La Ardila.

Lo cierto es que ayer la acumulación de bolsas de basura era más que perceptible -también para el olfato- en algunos puntos, fundamentalmente del centro de la ciudad, mientras que en algunos barrios -el de la plaza de toros o la trasera de la Iglesia Mayor, por ejemplo- parece que la basura se ha esfumado como por arte de magia.

Anoche a las diez la plantilla tenía previsto volver a reunirse en Tres Caminos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios