El comité de Sacesa acusa a sus jefes de "boicotear" la unión con Ficosa y Alcor

  • Los trabajadores afirman que la dirección actual "se lucra a costa de la empresa" y, así, trata de evitar el cambio accionarial

Las aguas no se calman en Sacesa. Lejos de ir resolviéndose los frentes abiertos -como la ampliación de capital por parte de Ficosa y Alcor y su posterior llegada a la Bahía de Cádiz-, arrecian nuevas marejadas. Ayer tocó el turno a los trabajadores. Éstos realizaron una dura crítica contra la actual dirección de la empresa aeronáutica, a la que acusaron de "tratar de dinamitar la entrada del consorcio vasco-catalán por temor a un cambio de organigrama que daría al traste con su lucro personal", en palabras del portavoz de los empleados.

Es más, en un comunicado lanzado ayer, el comité de empresa y las secciones sindicales de CCOO y UGT denunciaron que Sacesa se ha convertido en un "cortijo", en un "coto sin vallar", en el que la mayoría de la directiva "aprovecha su cargo para incrementar su patrimonio personal a costa de las subvenciones" y para "contratar subcontratas vinculadas a familiares y amigos, de las que seguramente obtienen beneficios".

Según declaraciones de los representantes de la plantilla, la dirección, capitaneada por Valentín Alcázar, "está desatendiendo sus funciones y obviando las demandas de los trabajadores con la intención de provocar conflictos laborales para que Ficosa y Alcor se lo piensen dos veces antes de entrar". A su juicio, el único objetivo que persiguen es "mantener sus puestos de trabajo a toda costa".

Por contra, la plantilla manifiesta que "está como loca por que se concrete la integración", ya que si la empresa sigue en estas manos durante más tiempo, "vamos de cabeza". Acusan al grupo directivo de "incompetencia, negligencia, mala gestión, y de provocar pérdidas millonarias en Sacesa".

"Hemos tragado mucho para no complicar la negociación, pero ya no podemos más, necesitamos que la Junta de Andalucía -socio mayoritario de Sacesa- tenga conocimiento de lo que está pasando y tome cartas en el asunto", indican. Y es que alertan de que existen, al menos, tres empresas del sector con "vínculos sospechosos" con la compañía, ya que "siempre se subcontrata la carga de trabajo a las mismas".

Se trataría de una firma especializada en pintura, otra en recanteado -limado de las piezas brutas hasta lograr las medidas establecidas- y otra en sistemas de inspección por ultrasonido. Éstas estarían asociadas a dos antiguos trabajadores de Sacesa y a un familiar de la dirección.

Este diario trató de contactar con la directiva de la firma, sin éxito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios