El centro de menores extranjeros de La Línea informa de la marcha de 63

  • La acogida en régimen abierto les permite entrar y salir libremente de las instalaciones

  • Esta salida es comunicada a la Policía Nacional, encargada de realizar su búsqueda

Instalaciones del centro de menores no acompañados La Concepción, ubicado en La Línea. Instalaciones del centro de menores no acompañados La Concepción, ubicado en La Línea.

Instalaciones del centro de menores no acompañados La Concepción, ubicado en La Línea. / erasmo fenoy

Un total de 63 menores extranjeros no acompañados que el pasado viernes permanecían en el centro linense La Concepción -que tenía acogidos a un total de 83 a pesar de tener una capacidad para 24- han huido del centro este fin de semana. No obstante, el término huida no es el más exacto ya que los menores migrantes que llegan en patera a las costas andaluzas ingresan en estos centros bajo la fórmula administrativa de acogimiento residencia en régimen abierto, sin ningún tipo de trabas a la hora de entrar o salir ya que se trata de jóvenes que no han cometido delito alguno.

Estos chicos eligen marcharse porque pueden hacerlo aunque sean menores de edad. Familiares o incluso algunas de las personas que integran las mafias que los traen hasta España les ayudan a continuar camino hacia otros centros en ciudades más grandes como Valencia, Bilbao o Barcelona -tal y como reconocen los menores- o incluso se dirigen a otras ciudades europeas.

Familiares o miembros de las mafias les ayudan a seguir su camino a otros centros

Los responsables de los centros de menores, una vez constatada la ausencia del migrante, informan a la Policía Nacional que está obligada a buscarlos según los procedimientos establecidos.

Algunos expertos consultados por este periódico señalan que los menores, una vez que han invertido hasta 5.000 euros en ocupar un sitio en una patera para cruzar el Estrecho, buscan los mejores lugares para permanecer en distintos puntos y centros de Europa mientras alcanzan la mayoría de edad a los 18.

Algunas entidades encargadas de proteger al menor señalan que en el territorio comunitario podría haber hasta 10.000 menores desaparecidos, y que a Italia podrían haber llegado otros 6.000 en los últimos meses. Añaden que la ausencia de un sistema europeo de protección al menor extranjero no acompañado está provocando esta situación en la que los chicos deambulan por los países sin que ninguna administración se haga cargo de ellos.

Algunos expertos apuntan a que este limbo administrativo y la carencia de una protección efectiva provoca situaciones como la ocurrida el pasado viernes en la localidad finlandesa de Turku, donde un marroquí de 18 años apuñaló a un total de 8 personas, provocando la muerte de dos de ellas y heridas a otros seis transeúntes en un suceso que tuvo lugar en la céntrica plaza de la ciudad portuaria.

La marcha de esos 63 menores del centro linense La Concepción ha aliviado la saturación de estas instalaciones, que ahora podrían albergar en torno a unos 20.

La continua llegada de menores extranjeros no acompañados al Campo de Gibraltar obligó a la delegación territorial de Igualdad y Políticas Sociales a habilitar un espacio en el camping tarifeño El Jardín de las Dunas, donde se acogió a medio centenar.

La ampliación de 100 nuevas plazas residenciales para estos jóvenes aprobada el uno de agosto para dar cobertura a la demanda en toda la comunidad autónoma fueron insuficientes y el Gobierno andaluz volvió a concertar nuevas plazas, aunque esta vez dispuestas en un espacio anexo al mencionado camping.

La saturación de los centros que acogen a los menores se vio agravada la pasada semana con la llegada de más de 400 migrantes a Tarifa, medio centenar de ellos menores de edad. En la provincia de Cádiz la Junta de Andalucía dispone de cuatro de estas instalaciones en Algeciras, La Línea, Villamartín y Jerez, además de dos pisos concertados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios