El centro de autismo ya tiene su parcela de forma definitiva

  • Al confirmarse la cesión, el colectivo puede considerar la sede como patrimonio propio

El Ayuntamiento de Puerto Real ha solventado la incierta situación jurídica que se venía produciendo en el edificio que la asociación de autismo Cádiz tiene en servicio en la ciudad, concretamente en la zona de Las Canteras, entre las calles Rosada y Luna.

El colectivo social comenzó a desarrollar su labor en la localidad puertorrealeña en el año 1999, cuando el Consistorio de la Villa le cedió la parcela en la que se ubica su centro. No obstante, esta parcela no estaba convenientemente segregada, y por este motivo la asociación no podía acreditar jurídicamente la situación legal de la cesión.

Para solventar este hecho, el pasado lunes se celebró el acto de segregación, y posteriormente la confirmación de la cesión por parte del Ayuntamiento de la parcela que realmente ocupa el edificio, de unos 3.800 metros cuadrados.

A este evento asistieron la presidenta de la asociación de autismo, Isabel Pérez Aguirre, y el gerente de la entidad, Pedro Sánchez, quienes no dudaron a la hora de mostrar su satisfacción.

Al confirmarse jurídicamente la cesión del uso por 50 años, el colectivo de autismo puede considerar el edificio como patrimonio propio, y ello le permitirá, además de mejorar la seguridad y protección de los usuarios, solicitar ayudas económicas a las instituciones para las mejoras que se quieran producir en el edificio.

Éste constituye el centro de estancias diurnas Alhucema, al que asisten actualmente una treintena de personas con trastornos del espectro autista (TEA) y donde se desarrollan actividades de carácter laboral-ocupacional, de desarrollo personal y social o actividades transversales de competencia personal, realizando una labor que los responsables municipales aplauden además de brindar, como ha quedado patente con este hecho, su apoyo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios