Provincia

Cuatro años de cárcel por introducir inmigrantes en las costas gaditanas

  • El patrón reconoció que pilotó una barcaza de madera con diez personas a bordo, dos de ellas menores

Imagen de archivo de un rescate en aguas del litoral gaditano. Imagen de archivo de un rescate en aguas del litoral gaditano.

Imagen de archivo de un rescate en aguas del litoral gaditano. / efe

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a un marroquí a cuatro años de prisión por introducir a diez inmigrantes ilegales, entre ellos dos menores, desde Marruecos hasta las costas gaditanas en una barcaza de madera.

El acusado evitó la celebración del juicio toda vez que las partes implicadas en este procedimiento llegaron a un acuerdo. El ahora condenado reconoció ser el patrón que pilotaba la patera con inmigrantes irregulares a bordo. Tras esta confesión, la Fiscalía rebajó su petición de cárcel de siete a cuatro años.

Se da la circunstancia de que este patrón se encuentra en prisión por esta causa desde el 3 de noviembre de 2017, un día después de que la Policía lo detuviese tras interceptar la embarcación en la playa de Sancti Petri de Chiclana. Así, para el cumplimiento de la pena impuesta por el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia, se descontará el tiempo que ya lleva privado de libertad.

La sentencia, que es firme, recoge como hechos probados que el 2 de noviembre de 2017, sobre las 20:35 horas, el marroquí, "con ánimo de obtener beneficio patrimonial", gobernaba una embarcación de madera fuera borda con motor marca Yamaha de 25 CV "no apta para realizar travesías", con el consiguiente peligro para la vida de los de a bordo.

En la barcaza, procedente de la costa marroquí, viajaban 10 personas con el propósito de entrar ilegalmente en España. Ocho eran adultos y dos, menores. Todos trataban de alcanzar la playa de Sancti Petri, en Chiclana, lo que consiguieron finalmente.

Los ocupantes de la barca, señala la resolución judicial de la que ha sido ponente el magistrado Juan José Parra, tomaron tierra a la altura del Hotel Riu de dicha localidad y emprendieron una rápida huida a pie al percatarse de la presencia policial. Mientras, el patrón intentaba adentrase de nuevo en el mar, si bien fue interceptado por los agentes de la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios