La campaña solidaria de los Reyes Magos llega a unos 900 niños

  • La asociación aplaude el resultado de una iniciativa -la de 'Ningún niño sin juguete'- que ha conseguido aunar a toda la ciudad

Un pequeño deposita unos juguetes a las puertas del centro de congresos durante la gran recogida que llevó a cabo la Asociación de Reyes Magos. Un pequeño deposita unos juguetes a las puertas del centro de congresos durante la gran recogida que llevó a cabo la Asociación de Reyes Magos.

Un pequeño deposita unos juguetes a las puertas del centro de congresos durante la gran recogida que llevó a cabo la Asociación de Reyes Magos. / román ríos

"El objetivo se ha cumplido", señala el presidente de la Asociación de Reyes Magos, Antonio Sánchez Aguilera. Desde luego, pocos lo dudaban en La Isla. Lo que mueve la campaña solidaria Ningún niño sin juguete no lo hace ninguna otra iniciativa. Desde hace tiempo es la mayor obra benéfica que se lleva a cabo en el municipio, capaz de integrar a todo tipo de colectivos e instituciones en esta buena causa: que en la mañana del 6 de enero no falten juguetes en ninguna casa de La Isla, por muy mala que sea la situación económica de la familia. Y eso, afortunadamente, hace ya mucho tiempo que no pasa gracias a la Asociación de Reyes Magos.

Este año han sido en torno a 900 los niños que se han beneficiado de esta iniciativa que cuenta también con la decidida implicación del Ayuntamiento y con la colaboración de numerosos colectivos y asociaciones. Hay además -explica el presidente de este colectivo- numerosos particulares que realizan donaciones anónimas, algunas bastante cuantiosas. Y entidades bancarias, comercios y empresas que colaboran activamente con el trabajo de los Reyes Magos.

"Cada vez hay también más actos solidarios, más entidades y gente que nos ayuda en la campaña Ningún niño sin juguete", reconoce Sánchez Aguilera, al mostrar también en nombre de la asociación que preside el agradecimiento a las numerosísimas colaboraciones y donaciones que desde el mes de octubre reciben. El presupuesto de la campaña es de 70.000 euros. Y esa cantidad, desde luego, no es nada fácil de conseguir.

La cifra de beneficiarios ha vuelto a disminuir estas navidades. Hace dos años, sin embargo, se alcanzó el pico más alto atendiendo a unos 1.200 niños. Pero la mejoría económica ha hecho que el número haya bajado hasta los 900. Eso ha servido no para aumentar el número de juguetes, sino la calidad de lo que se adquiere en esta campaña que atiende a niños desde los cero hasta los doce años. Para los más mayores, por ejemplo, este año se han podido adquirir tablets mayor calidad. El resultado de la campaña -reconoce Sánchez Aguilera- ha sido muy satisfactorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios