"Estamos muy atentos a la droga que entra y la paramos casi siempre"

  • El ministro del Interior contradice a las asociaciones antidroga al comentar el elevado número de incautaciones de alijos en el Guadalquivir · Nexos calcula que el 85% del hachís burla la vigilancia

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, tiene una percepción sobre el incremento de las aprehensiones de cargamentos de hachís en la desembocadura del Guadalquivir bien distante de la que poseen las asociaciones antidroga de la provincia gaditana. Rubalcaba dijo ayer que efectivamente se incautan muchos alijos en esa zona ("sobre todo de hachís", precisó con cierto despiste) y que su ministerio está muy atento, tomando medidas y potenciando todas las unidades policiales. "Justamente y entre otras cosas", agregó, "para luchar contra la droga, que entra y por suerte la paramos muchas veces; casi siempre".

Precisamente a finales del pasado marzo, la Federación de Coordinadoras Antidroga Nexos, que engloba a 17 asociaciones de la provincia, alertó sobre el actual incremento de cargamentos de hachís incautados en la desembocadura del Guadalquivir. Pero anotó que el 85% de la droga que circula por esa zona preferente para los narcotraficantes logra burlar la vigilancia policial: que sólo se incauta una pequeña parte del hachís procedente de Marruecos. Las propias Fuerzas de Seguridad, según Nexos, calculan que sólo capturan un 25% de lo que entra.

Rubalcaba se refirió a las incautaciones de alijos en el Guadalquivir durante su visita a la capital gaditana para presentar las nuevas patrulleras del Servicio Marítimo de la Guardia Civil en Cádiz. El ministro anunció que las dos embarcaciones van a permitir "trabajar 24 horas al día durante 365 días al año".

"Vamos a estar permanentemente de servicio. Ahora no podíamos porque nos faltaban medios técnicos", explicó Rubalcaba, quien elogió el trabajo desarrollado por las 48 personas destinadas en el servicio marítimo de la Guardia Civil y ofreció un dato acerca de la eficacia de su labor y de la tarea "importantísima" que está realizando: fue creado en 1997 y desde entonces, 267 personas han sido socorridas por ese servicio.

"No sólo trabajan en lo que se conoce más, que es la lucha contra el narco. También protegen las costas, nuestros yacimientos marinos. Luchan contra la inmigración ilegal y en esa lucha no sólo se produce la detención de los mafiosos, de aquellos que trafican con personas, sino que también socorren a quienes llegan a nuestras costas. En su caso, los retienen para luego repatriarles. Por tanto, es un esfuerzo magnífico el que hacen por el que yo quiero darles las gracias y a eso vengo", comentó Rubalcaba a los periodistas en el muelle de la Zona Franca de Cádiz, junto a las nuevas patrulleras.

Una de las embarcaciones es la Río Guadalquivir, una patrullera media de velocidad sostenida para misiones de vigilancia y lucha contra la inmigración ilegal y el narcotráfico. Tiene 20,5 metros de eslora. Es de tipo monocasco cabinado y construida con materiales compuestos avanzados, fibras de vidrio y otras tales como el kevlar laminado monolítico en una sola pieza, según indica la documentación aportada ayer por el departamento de prensa de la Guardia Civil. La otra es una embarcación semirrígida cabinada de 11,95 metros de eslora.

Rubalcaba aprovechó después para acercarse hasta la avenida de la Paz para ver las obras en ejecución del segundo puente de acceso a Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios