Los armadores creen que pronto no habrá pescado

  • Pescadores del Golfo de Cádiz calculan que hoy o mañana comenzará a notarse la escasez

Comentarios 1

Armadores y pescadores del Golfo de Cádiz consideraron ayer que hoy o mañana los mercados de la provincia dejarán de tener pescado por la falta de suministros. Este sector impidió ayer, por segundo día consecutivo, el acceso a El Puerto de Santa María, dentro de las movilizaciones emprendidas para pedir una "solución urgente" al precio del combustible y en demanda de un gasoil profesional.

El presidente de los Armadores de El Puerto, Antonio Ares, recordó que la flota arrastrera "va a cumplir su tercera semana" amarrada a puerto y recalcó que el sector no descarta nuevas movilizaciones porque "parece que el Gobierno sólo escucha de esta manera, forzándonos a cortar carreteras".

Durante una hora, hasta que la Policía disolvió la concentración, más de medio centenar de personas impidió la entrada al muelle de la localidad y cortó la antigua N-IV, sirviéndose de barricadas del mismo modo que anteayer.

En este sentido, Ares aseguró que seguirán con este tipo de acciones "hasta que nos dejen" en su exigencia de "una solución rápida" ya que "el marinero está indignado, la gente está muy quemada porque ya están pasando hambre, necesitan comida en sus casas y eso es muy doloroso".

Finalmente, incidió en que la flota está amarrada a puerto desde hace más de dos semanas, "ya sólo entra pescado fresco de terceros países". Sin embargo, entre las medidas de presión del colectivo está la de impedir la entrada de dichos camiones, por lo que calculó que a partir de hoy o mañana faltará el pescado en los mercados.

Además, las organizaciones agrarias y ganaderas Asaja, Coag y UPA, que disponen de una amplia representación en la provincia de Cádiz, estudian movilizaciones conjuntas para la próxima semana a causa del coste del gasóleo. La Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (Coag) recuerda que, en estos momentos, hay campañas agrícolas paradas, ya que se trata de productos perecederos, que una vez recogidos deben llegar rápidamente a su destino. Esta situación puede provocar pérdidas millonarias a los agricultores y ganaderos. El paro del transporte está afectando especialmente al sector ganadero, que se encuentra sumido en la peor crisis de los últimos años. Los problemas para transportar la leche y a los animales, y el posible desabastecimiento de piensos para el ganado son una seria amenaza para esos profesionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios