Las alternativas de cambio para el autobús urbano se sabrán este mes

  • Se plantearán distintas propuestas a los vecinos para que sean ellos quienes elijan la opción que mejor se ajusta a sus necesidades

Un grupo de viajeros sube al autobús en la parada de las 512 viviendas. Un grupo de viajeros sube al autobús en la parada de las 512 viviendas.

Un grupo de viajeros sube al autobús en la parada de las 512 viviendas. / C.P.

Las modificaciones que se plantean para el servicio de transporte urbano en la ciudad aún están en estudio y, por el momento, no hay nada decidido. La única cuestión clara es que se hace necesario, prácticamente obligatorio, reducir el coste de un servicio que actualmente cuesta unos 420.000 euros anuales, a los que hay que sumar los 60.000 euros que el Ayuntamiento paga al Consorcio Metropolitano de Transporte.

La pretensión del equipo de gobierno es que antes de que finalice el año se realice una presentación pública de las alternativas barajadas y que sean los propios usuarios los que elijan la opción que más se ajuste a sus necesidades. Según ha podido saber este periódico, son tres las medidas que estudia el Ayuntamiento.

El gobierno local estudia la viabilidad de tres opciones para que el servicio se mantenga

La primera es la ya conocida y rechazada de entrada por muchos de los vecinos. El actual servicio urbano se reduciría a una sola línea que recorrería la ciudad de norte a sur: de la barriada del Caballo Negro al Paseo Marítimo. Para dar servicio a las barriadas rurales se plantean dos opciones dependiendo de la zona. Una de ellas conectaría las barriadas de El Marquesado y Barrio Jarana con el Hospital Clínico, utilizando el autobús interurbano que viene de Chiclana. Una vez en el hospital, los pasajeros podrían hacer transbordo con el interurbano de Cádiz, que recorre todas las paradas del centro de la localidad, utilizando el mismo billete. Para las barriadas rurales de La Chacona y Meadero de la Reina se establecería un servicio de taxis a demanda, que funcionaría a modo de autobús. El equipo de gobierno no oculta que ésta es la opción que más le gusta porque también es la que conlleva una mayor reducción del gasto.

La segunda opción tiene, de entrada, más consenso porque contempla algunas de las propuestas de los propios usuarios y se ha planteado después de escuchar las aportaciones de los propios conductores de los autobuses, que han facilitado datos de las paradas más utilizadas. Esta nueva opción contempla una única línea circular que haría un recorrido por la localidad (de unos 40 minutos) y una segunda línea que atendería a las barriadas rurales con menor frecuencia que la actual. Se plantean unos cuatro viajes al día (la mitad de los que hace ahora) con un posible quinto viaje coincidiendo con horario escolar. Además de analizar ahora la viabilidad económica de esta opción (se quieren ahorrar unos 100.000 euros), se estudia la forma de hacer coincidir la línea rural con la línea circular, de modo que se aumente su frecuencia. Supondría, en definitiva, pasar de las dos líneas urbanas que funcionan actualmente a una línea y media.

La tercera opción que se baraja, quizás la menos probable porque la reducción del gasto sería menor, es la de aunar parte de las otras dos propuestas. Es decir, mantener la línea circular por el centro de la ciudad y la mitad de los viajes a las barriadas rurales; y que, al mismo tiempo, se puedan utilizar a precio de autobús urbano tanto la línea de interurbano de une Cádiz con el Hospital Clínico como la que une Chiclana con el Hospital, que pasa por las barriadas de El Marquesado y Barrio Jarana, y así poder hacer transbordos.

Lo que sí se tiene claro es que el servicio de taxi a demanda se va a establecer en zonas del municipio donde es imposible llevar el autobús, como la carretera del Portal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios