El alcalde hace balance del 2007 como "un año de luces y sombras"

  • Barroso habló del "drama de Delphi" como sombra, y de satisfacción por las próximas actuaciones del convenio con Zona Franca y en el Paseo Marítimo

A falta de pocos días para cerrar el presente año 2007, el alcalde puertorrealeño, José Antonio Barroso, aprovechó para realizar un balance del mismo. Así, el primer edil señaló que "el 2007 ha sido un año de luces y sombras".

Sobre ello, explicó que "como sombra se puede entender lo vivido con el drama de Delphi, que ha supuesto la pérdida de casi dos mil puestos de trabajo directos y mucho más indirectos, mermando por tanto el tejido industrial de la Bahía de Cádiz".

Por el contrario, Barroso significó que "en lo personal ha sido un año de satisfacción dado que en las peores circunstancias, con dos años de los cuatro sin presupuestos, conseguimos ganar las elecciones aunque con menor apoyo, debido al contexto en el que se produjeron los comicios".

Por otro lado, el responsable municipal manifestó que "a finales de este año hemos demostrado la capacidad de consenso que tiene el equipo de gobierno con la aprobación de los presupuestos, alcanzando acuerdos con aquellas fuerzas que así lo han querido". En este sentido, apostilló que "con ello queremos demostrar que por el camino del consenso es posible llegar a soluciones que den respuesta a los problemas de la ciudad, por lo que no nos vamos a salir ni desviar de la misma. Esperemos tener la misma respuesta de los demás en los grandes proyectos existentes para la ciudad".

Entre los grandes proyectos, el mandatario apuntó los que emanarán del convenio con la Zona Franca en el que se contempla la promoción de suelos industriales, la construcción de aparcamientos subterráneos en la Plaza Rafael Alberti, además de la realización del nuevo puerto deportivo de la localidad, un asunto que está pendiente de subsanar los trámites administrativos debido a la singularidad de la zona. Otra de las iniciativas que resaltó Barroso que podría iniciarse en los próximos meses será la rehabilitación de El Trocadero, donde se prevén también la construcción de nuevos puntos de atraque.

Una actuación sobre el borde marítimo de Puerto Real que se verá acompañada de los proyectos de ampliación del Paseo Marítimo del municipio. Por un lado, se contempla la confección de un carril peatonal que iría por la trasera de Airbus y que llegaría prácticamente al puente Carranza, mientras que por el extremo opuesto se plantea la realización de un sendero que estará integrado con el entorno urbano de la zona que llegará hasta el Puente Melchor.

Igualmente, Barroso se refirió a las nuevas instalaciones sanitarias, como son los Centros de Salud de Río San Pedro y Ciudad Jardín, que según reseñó "están a punto de ser entregados e inaugurados".

Del mismo modo, también se congratuló por el futuro colegio que se proyecta para el polígono 4-A para lo cual el Ayuntamiento ha cedido los suelos, que irá próximo al viveros de empresas que se creará en virtud del acuerdo con la Cámara de Comercio de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios