El alcalde de Chiclana es sancionado por ejecutar unas obras sin licencia

  • Urbanismo resuelve multar a la empresa de Ernesto Marín con 4.499 euros por la actuación ejecutada en su nueva nave · El regidor alaba la "pulcritud" del proceso y no descarta recurrir la sanción impuesta

Comentarios 20

La Gerencia Municipal de Urbanismo de Chiclana ha resuelto sancionar con una multa de 4.499 euros a la empresa del alcalde, Ernesto Marín, por la ejecución, sin la licencia correspondiente, de unas obras de adecuación en la nave a la que se trasladó a final de 2007 tras producirse la venta de la antigua fábrica.

Dicha sanción la dio a conocer ayer el delegado municipal de Urbanismo, José Pedro Butrón (IU), en el transcurso de una rueda de prensa en la que destacó que, "este hecho deja claro que aquí nadie puede saltarse las cosas a la torera, ni la empresa del alcalde ni una concejala del equipo de gobierno", en alusión a su ya excompañera de gobierno y grupo municipal, Nadine Fernández.

Asimismo, José Pedro Butrón aclaró que "el retraso que ha sufrido la resolución del expediente se debe a que ni yo como instructor del documento y vicepresidente de la Gerencia ni el alcalde por razones obvias podíamos firmarlo y, por tanto, hemos tenido que esperar a que hubiera un alcalde en funciones".

Dicha rúbrica, de la que el edil de IU no tenía constancia ayer, la ejecutó el miércoles el concejal popular y alcalde en funciones, Nicolás Aragón, que destacó que, "tal y como era nuestra intención y la del alcalde, hemos dado la oficialidad obligada a un expediente que ha sido tratado de la forma más escrupulosa", descartando, desde su condición de presidente del PP en Chiclana, "cualquier medida política contra Ernesto Marín".

Por su parte, Ernesto Marín encajó con "normalidad" la sanción dictaminada por Urbanismo, apuntando la posibilidad de plantear en las próximas semanas un recurso de reposición contra la misma.

"Creo que ha quedado bastante claro", manifestó, "que este Ayuntamiento, su Gerencia de Urbanismo, ha actuado con la máxima pulcritud y ha decidido sancionar a mi empresa con una de las multas más elevadas ". "Sanción", añadió, "que recurriremos si nuestros servicios jurídicos así lo estiman oportuno".

Ernesto Marín, que también fue denunciado por el PSOE por la autoría de un presunto enganche ilegal de electricidad y por tener actividad en la nueva nave sin contra con licencia para ello, extremo este último que desestimó Urbanismo tras dos inspecciones, destacó que "hice lo que hice porque no teníamos otra opción, ya que la antigua fábrica se estaba agrietando por unas obras que se estaban ejecutando al lado y o nos íbamos o nos enfrentábamos a una situación con consecuencias más graves".

"Además", recordó el alcalde, "la empresa ya había solicitado todas y cada una de las licencias necesarias".

Apuntar, por último, que José Pedro Butrón rechazó ayer todo paralelismo entre el caso del alcalde y el de Nadine Fernández. "Son dos situaciones distintas, ya que en el caso de Nadine es una obra ilegalizable porque no tiene los parámetros exigibles para ser legalizado", apuntó el edil izquierdista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios