Un error administrativo del PEPRICH demora la licitación de la Casa Lazaga

  • Una rectificación alusiva a la innecesariedad de la publicación del Plan Especial en el BOJA que irá a pleno el viernes frena varias semanas el concurso para la concesión administrativa del hotel-escuela

Comentarios 2

Ni siquiera el final de la tramitación del Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (PEPRICH) está exento de sobresaltos. El próximo viernes irá al Pleno ordinario -ya pasó la semana pasada por el consejo de gestión de la Gerencia Municipal de Urbanismo- una rectificación de errores de un punto de las ordenanzas relativo a la innecesariedad de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), que el equipo redactor del Plan Especial, para dar al documento una mayor garantía jurídica, había incorporado al procedimiento.

Pero este paso -según Urbanismo- ha demostrado no sólo ser innecesario sino también inviable tras su correspondiente publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) hace un mes, con la que las ordenanzas del PEPRICH entraron en vigor. De ahí que ahora vuelva el controvertido documento a tratarse en una sesión plenaria, aunque esta vez sea sólo para abordar una rectificación.

Se trata en realidad de un simple error administrativo sin mayores consecuencias, aunque -eso sí- precisa de su aprobación por parte de la Corporación Municipal en pleno y de su necesaria publicación -de nuevo- en el BOP (de la rectificación simplemente).

Y ese error administrativo demorará aún unas semanas más algunas de las actuaciones prioritarias del PEPRICH, que estaban a punto de salir a concurso. Es lo que ha ocurrido con la tramitación de la rehabilitación de la Casa Lazaga, que el Ayuntamiento quiere transformar en un hotel-escuela y cuyo pliego de condiciones, que ha tenido además que ajustarse en el último mes a la nueva Ley de Contratos del Sector Público que entró en vigor a comienzos de mayo, ha quedado de nuevo sobre la mesa hasta que el asunto de la rectificación del PEPRICH quede definitivamente resuelto con su aprobación en Pleno y su posterior publicación en el BOP.

Aunque los servicios jurídicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo aseguran que las ordenanzas del PEPRICH, aún a pesar de la rectificación que anule la necesidad de publicar el documento en el BOJA, está en vigor desde hace un mes, desde que fue publicado en el Boletín Oficial de la Provincia, el Ayuntamiento quiere tener todas las garantías de que la actuación de la Casa Lazaga es completamente viable antes de dar el paso definitivo hacia delante. De ahí que haya optado por esperar.

La rehabilitación de la Casa Lazaga -uno de los inmuebles del patrimonio municipal más destacados que, además, se encuentra ubicado en pleno centro de la ciudad, en la calle Real- y su transformación en un hotel-escuela constituye para el equipo de gobierno la actuación más prioritaria de todas las que contempla el PEPRICH porque se vincula al Bicentenario de Las Cortes que la ciudad celebrará en 2010, fecha para la que se quiere tener concluida la obra. Y para el Diez se marcha ya a contrarreloj.

Las obras no pueden esperar mucho más si se pretende que el hotel-escuela -situado en pleno corazón de la Ruta de las Cortes- abra sus puertas para la efeméride. De ahí también la celeridad que el Ayuntamiento pretende dar a esta actuación, que se ha visto frenada justo cuando iba a salir a concurso la concesión administrativa para la costosa reforma del inmueble -valorada en seis millones de euros- y la posterior explotación y gestión del establecimiento hotelero.

Aún así, y a pesar de este revés, la actuación puede cumplir los plazos previstos por el Ayuntamiento si la resolución del error administrativo del PEPRICH no se demora en exceso. Fuentes municipales aseguran que el asunto, si se le imprime cierta agilidad, podría estar solucionado a mediados de junio para de inmediato licitar la actuación de la Casa Lazaga.

Debido precisamente al interés del equipo de gobierno en sacar a concurso cuanto antes la rehabilitación de la Casa Lazaga para su transformación en un hotel de cara al Bicentenario de 2010, a comienzos de año se creó una mesa de trabajo conjunta integrada por las áreas y delegaciones municipales de Patrimonio, Turismo y Urbanismo. Su objetivo no era otro que el de adelantar los trámites para que, cuando el PEPRICH fuera aprobado definitivamente por el Pleno y entrara en vigor, todo el trabajo administrativo previo para licitar las obras estuviera realizado y no se perdiera más tiempo.

Pero finalmente no ha sido así. Primero, el pliego de condiciones ha tenido que ser adaptado a una nueva normativa que acaba de entrar en vigor y, luego, ha chocado con el error del Plan Especial del Casco Histórico, que el viernes volverá a Pleno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios