comercio

'We accept pounds'

  • Una decena de tiendas linenses oficializa la práctica ancestral de aceptar libras esterlinas para pequeños pagos

  • Aplicarán un cambio sin comisiones

María Machado y Antonio Pérez, de la Zapatería Central, muestran un cartel en el que anuncian que la libra es bienvenida. María Machado y Antonio Pérez, de la Zapatería Central, muestran un cartel en el que anuncian que la libra es bienvenida.

María Machado y Antonio Pérez, de la Zapatería Central, muestran un cartel en el que anuncian que la libra es bienvenida. / erasmo fenoy

En los bolsillos de buena parte de los vecinos de La Línea y Gibraltar se mezclan, sin distingos, la figura de Juan Carlos I con el rostro de Isabel II. Euros y libras conviven en armonía en huchas y carteras y en las cajas de los comercios.

Una decena de tiendas de La Línea se ha sumado a una iniciativa piloto propuesta por la asociación local de pymes (Apymell) para promocionar el pago en libras esterlinas en los comercios linenses. Si bien es una práctica habitual en la ciudad desde hace décadas, ahora toma carta de naturaleza y busca oficializarse con la instalación de unos adhesivos para identificar a estos comercios donde no se aplicará recargo alguno al cambio. "De siempre se ha podido pagar con pesetas y ahora en euros en Gibraltar. Y aquí en La Línea era muy habitual hasta el cierre de la Verja. ¿Por qué no recuperar esa práctica si supone más comodidad para el cliente?", reflexiona Lorenzo Pérez, presidente de Apymell.

La idea beneficia no sólo a los gibraltareños, también a los españoles que trabajan en el Peñón

Una zapatería, una óptica, una clínica dental y una tienda de electrónica son algunos de los comercios que han acordado probar con la libra con unas reglas del juego claras para clientes y comerciantes. Básicamente, que el tipo de cambio que se emplee para convertir el importe de los artículos será el oficial. "No buscamos ganar más dinero con el cambio, sino que los clientes de Gibraltar puedan hacer sus pequeñas compras con mayor facilidad", insiste Pérez.

Pero la iniciativa también tiene a otros beneficiarios: la importante comunidad de linenses que trabaja en Gibraltar y, por tanto, cobra en libras esterlinas y que ha visto mermado su poder adquisitivo tras el desplome de la moneda de las islas como consecuencia del Brexit. Parte de sus sueldos se pierde en el camino entre el trabajo y la casa de cambio, donde sí hay comisiones. "Vamos a probar con una decena de comercios, tal y como aprobamos en la última asamblea de Apymell. En función del éxito, nos plantearemos ampliar el rango a otros comercios e incluso a la hostelería, otro de los ámbitos donde el cliente de Gibraltar hace más gasto", explica el presidente de la asociación local de pymes, que regenta una tienda adherida.

La iniciativa tiene otros precedentes como el pago en marcos en las Islas Baleares por parte de los turistas alemanes o en escudos en Extremadura. El euro acabó con estas prácticas que, no obstante, son plenamente legales dado que la transacción comercial es un acuerdo entre dos partes y el medio de pago (o la moneda en el que se efectúe) forma parte del trato. "La obligación de un comercio en España es la de aceptar euros. Pero el resto de monedas son bienvenidas. Esperamos tener una buena acogida", explican en una de las tiendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios