Vera Cruz vive una intensa convivencia con Humildad y Paciencia

  • La Virgen de la Amargura fue el centro de atención de la jornada de ambas cofradías

La Virgen de la Amargura, fue el centro de atención de la jornada de la intensa convivencia llevada a cabo el pasado domingo por las cofradías de la Vera-Cruz de Puerto Real y Humildad y Paciencia de Cádiz.

Los actos se iniciaron a las diez de la mañana con una eucaristía en la parroquia San Benito Abad que presidió el director espiritual de la hermandad anfitriona y párroco, José Vitini Díez. La imagen mariana obra del Siglo XVIII atribuida a Luis Salvador Carmona, estuvo expuesta en el Alta Mayor durante la celebración.

Los participantes, miembros de las dos juntas de gobierno, grupo de jóvenes, familiares y amigos, realizaron una visita turística por la ciudad. Así, estuvieron en la Prioral de San Sebastián, siendo recibidos por el vicario parroquial Jesús Andrades, el hermano mayor del Nazareno, Domingo Chanivet y el presidente de la asociación de Lourdes, José Luis Abollado.

La visita estuvo guiada por los historiadores locales, Manuel Izco y Francisco Espinosa. Seguidamente, ante la gruta de la Patrona la Virgen de Lourdes se rezó la Salve, contemplando también la exposición de enseres del Nazareno.

Otro de los puntos visitados fue la iglesia conventual de la Victoria, donde fueron recibidos por miembros de la junta de gobierno de la cofradía de la Soledad. La convivencia finalizó con un almuerzo, en los jardines de la Capilla del Rocío, donde fueron acogidos por miembros de la junta de gobierno de la hermandad rociera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios