Laboral

UGT podría abandonar la mesa de seguimiento de Delphi si no comienzan a concretarse los planes de la Junta

  • Manuel Jiménez, secretario general de la Federación de Metal, Construcciones y Afines del sindicato, pidió "responsabilidad" a USO y CGT y aseguró que "ha llegado la hora de materializar los proyectos industriales anunciados para la Bahía" por el gobierno andaluz

Comentarios 19

El secretario general de la Federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT-A, Manuel Jiménez, advirtió hoy a la Junta que «ha llegado la hora de materializar los proyectos industriales» anunciados en la Bahía de Cádiz e hizo un llamamiento a los sindicatos minoritarios --CGT y USO--, a los que acusó de «perjudicar» el proceso y «provocar», por lo que UGT «se está pensando seriamente si sigue en la mesa de seguimiento de los asuntos de Delphi».

En rueda de prensa, Jiménez aseguró que UGT «no va a tolerar» situaciones como la que se produjo ayer, cuando un representante del sindicato fue «agredido» debido a «presión» a la que están sometidos por culpa de «los partidos políticos» y a la «estrategia de echar la caña» de los sindicatos minoritarios, que «un día dicen una cosa y otro día otra, creando una nebulosa en el colectivo que perjudica el aprovechamiento de los cursos».

Según dijo, la agresión --de la que no quiso aportar datos por la «seguridad» del agredido-- fue denunciada por el sindicato, que adoptará medidas legales. En esta línea, Jiménez insistió en que no van a tolerar que «UGT sea la diana de nadie», cuando «lo único que ha hecho es trabajar desinteresadamente en favor de un colectivo» y animó a los sindicatos minoritarios a que, «si no están contentos, que se levanten de la mesa, porque no han hecho más que aportar discordia y alentar al levantamiento de la gente».

Asimismo, llamó a la reflexión a la sociedad gaditana y a los partidos políticos, para que «no utilicen el conflicto de Delphi como moneda de cambio» y recordó que «Delphi es el único responsable de la situación», argumentando que «ningún otro proceso de deslocalización de una empresa ha tenido una salida como la de Delphi en España, con un compromiso serio de todas las administraciones y una posible solución para los trabajadores», cuando hay «muchas empresas que cierran en silencio» y recordó que en Cádiz hay 115.000 parados que «no corren la misma suerte».

En este sentido, alentó a «trabajar todos en la misma dirección» para lograr la «pronta recolocación del mayor número posible» de ex trabajadores de la factoría puertorrealeña de componentes de automoción.

Por otro lado, el dirigente sindical advirtió a la Junta de Andalucía que «ya es la hora de que se vayan materializando los proyectos industriales que en su día puso encima de la mesa y que día a día nos van diciendo». Según dijo, es el momento de «dar un paso firme hacia adelante para que se concreten e ir recolocando ya al personal».

Asimismo, hizo referencia a la ampliación de capital de Sacesa liderada por Ficosa y Alcor, urgiendo al Gobierno andaluz a que «agilice los acuerdos que se puedan estar suscribiendo y que se materialicen lo antes posible», ya que Sacesa es la industria en la que tienen «mayor confianza», pudiendo convertirse en la «empresa cabecera» que aglutine el mayor número de recolocados de Delphi.

Finalmente, aludió a la «importante deficiencia de mano de obra cualificada del sector naval» e instó a la Junta a que trabaje en este sentido porque, a su juicio, «un número importante de ex trabajadores de Delphi» podría recolocarse en el sector naval, y lo contrario «no tendría sentido», advirtiendo que «no hay ni un sólo proyecto industrial en España capaz de absorber a 1.800 trabajadores» y, por tanto, hay que «diversificar la recolocación» de los antiguos trabajadores de Delphi en diferentes proyectos industriales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios