La UE veda la pesca industrial del atún rojo desde el lunes

  • La medida trata de proteger la especie y evitar el gran incumplimiento de la cuota de 2007 · Los almadraberos, satisfechos, quieren también un recorte de la flota

Comentarios 1

El Mediterráneo y el Océano Atlántico estarán "cerrados" para la pesca industrial del atún rojo por primera vez en la historia. La Comisión Europea anunció ayer la implantación de esta veda que entrará en vigor el próximo lunes, 16 de junio, para los barcos de cerco de Grecia, Francia, Italia, Chipre y Malta, mientras que la flota española -formada por seis cerqueros de Cataluña- lo tendrá prohibido a partir del 23 de junio, es decir, una semana más tarde.

El objetivo de esta medida que los almadraberos han acogido con satisfacción es proteger la especie, mermada y amenazada por la pesca industrial masiva. Pero, sobre todo, la Comisión pretende garantizar que no se repita el fracaso del año pasado y que la UE acuda con los deberes hechos a la próxima reunión de noviembre de la Comisión Internacional de Conservación del Atún del Atlántico. Los deberes no son otros que cumplir las cuotas anuales de capturas acordadas dentro del plan de recuperación de 2006 y que, según el Ejecutivo comunitario, "están a punto de agotarse". El año pasado, el exceso fue bochornoso y llegó al 70% debido a los excedentes del cerco. Un incumplimiento que, de repetirse, podría abocar al cierre total de la pesquería para evitar la extinción de este túnido tan preciado.

"El cierre es necesario para la protección de este tipo de recurso frágil y para garantizar que las reservas puedan reconstituirse". Así lo argumentaba ayer la Comisión Europea, cuya decisión ha chocado inmediatamente con Francia (38 cerqueros) e Italia (87), los dos países más afectados, mientras que en España el impacto será menor por la abundancia de artes tradicionales de pesca, como las almadrabas del Golfo de Cádiz y los palangres del Cantábrico.

El ministro francés de Agricultura y Pesca, Michel Barnier, lamentó que haya sido "adoptada sin confrontación de los elementos técnicos y cifrados de captura", mientras que su homólogo italiano, Luca Zaia, fue más contundente y pidió su revocación por el "impacto económico y social" que puede tener en un "sector en crisis".

La cuota europea para este año es de 16.210 toneladas, de las que España tiene 5.428 y, de ellas, los almadraberos recibieron el 26,44% (más de 1.400). El presidente de la organización gaditana (OPP-51), Diego Crespo, aplaudió la iniciativa de la UE porque confía en que el plan de recuperación permitirá recuperar el stock de atún rojo "siempre que se cumpla exhaustivamente y se aplique de manera eficaz". Además, Crespo mantiene su reivindicación de una adecuación de la flota al recurso, ya que considera que está "muy sobredimensionada dada la capacidad que soporta este recurso".

La medida de control de la UE llega además al término de una nueva campaña mediocre en la costa gaditana. Tras una recta final "bastante mala", los almadraberos prevén recoger las redes la próxima semana si los atunes continúan sin aparecer por el copo. El balance hasta ahora es de 6.770 ejemplares, 1.600 menos que el año pasado, con un peso de 1.180 toneladas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios