Tensión final en la manifestación en favor del empleo y el desarrollo local

  • La marcha se inicia con apenas 350 personas y una veintena de máquinas y concluye con casi el doble y con amagos de enfrentamientos · Organización y PSOE la califican de "éxito total"

Lo que comenzó como una manifestación más, con escaso respaldo popular pero con muchos efectos colaterales en el tráfico, acabó con tensión, enfrentamientos entre los propios manifestantes, incumplimiento del recorrido autorizado y tres maquinistas denunciados por interrumpir el tráfico en Urbisur. Afortunadamente, al final todo quedó en intenciones y la manifestación se disolvió pacíficamente pasadas las ocho de la tarde.

Tres horas antes, a las cinco de la tarde, el panorama era bien distinto. Y es que la marcha se inició en el polígono de la Hoya con apenas 350 personas, según confirmaron fuentes oficiales de la Policía Local y la Guardia Civil. Tras ellos marchaban una veintena de máquinas y camiones.

A pesar de la reducida presencia de manifestantes, los efectos colaterales se dejaron notar con cierta intensidad en el tráfico, que se vio seriamente afectado.

Los primeros metros discurrieron con lentitud y con frases muy generales como "si no solucionamos, sin futuro nos quedamos" o "sin proyectos pa ladrillos, se nos vacian los bolsillos".

Esta tranquilidad se mantuvo hasta la Plaza de Andalucía, lugar en el que la manifestación iba acompañada ya de casi medio centenar de máquinas y camiones, lo que contribuyó a complicar aún más el tráfico.

A partir de ahí, la tensión fue en aumento, con gritos y consignas dirigidas principalmente al alcalde y a Butrón.

El punto álgido llegaría, primero, en la calle La Plaza, frente al Mercado de Abastos, donde la Policía Local recordó a la organización que la manifestación debía concluir en la confluencia de Caraza, Mendaro y García Gutiérrez, ya que la subdelegación del Gobierno había prohibido el acceso a la plaza de la Constitución por motivos de seguridad debido a las obras del Ayuntamiento.

Esto motivó que, llegado a ese punto, un amplio grupo de manifestantes arengara al resto para continuar la marcha. La portavoz de la Plataforma, Olatz Sousa, pidió por favor que no continuaran, ya que de hacerlo podían tener problemas. Sin embargo, sus peticiones no fueron atendidas e incluso se vivieron momentos de tensión entre los partidarios de disolver la manifestación y los que querían seguir.

La Policía Local, con buen criterio y ante la falta de efectivos, optó por retroceder para evitar males mayores. Al final, el manifiesto se leyó ante la puerta del Ayuntamiento, donde se recordó, entre otras cuestiones, que estaban allí "no para pedir un lujo, sino para pedir trabajo".

En ese momento se supo, además, que se habían producido problemas con los maquinistas que, a modo de protesta, se habían concentrado en Urbisur. La Policía Local tomó la matrícula de tres de estas máquinas. La portavoz de la Plataforma, Olatz Sousa, prefirió no pronunciarse sobre este incidente, remitiéndonos a la rueda de prensa que convocarán hoy para dar a conocer todos los detalles. Olatz, no obstante, sí había manifestado anteriormente que estaba "bastante contenta con el respaldo que hemos tenido porque Chiclana se ha echado a la calle".

El PSOE, por su parte, calificó la manifestación como "un éxito", asegurando que "hacía ya muchos años que no se veía tanta gente en la calle con una protesta de este tipo". El PSOE cifró la asistencia en más de mil personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios