andrés ortega. segundo de la 'canarias'.

"Sólo somos testigos de una pequeña parte del problema"

  • Este conileño acumula ya varias operaciones en su carrera, pero la Sophia ha sido una experiencia "única"

Andrés Ortega Ramírez. Andrés Ortega Ramírez.

Andrés Ortega Ramírez.

El capitán de corbeta Andrés Ortega, nacido en Huelva, se siente conileño, de donde es su familia y donde reside. Su padre fue suboficial de la Armada y siempre vivió próximo a la misma gracias a su tío y su hermano, empezando su propia carrera en 1995. En la misma acumula ya operaciones como Romeo Sierra del incidente del islote del Perejil, en la Atalanta de lucha contra la piratería y en la liberación del pesquero español Alakrana. Pese a estar orgulloso de su labor en la Sophia, lamenta que la situación es "trágica".

-¿Cómo resumiría la experiencia?

-Es difícil resumirlo tras más de cinco meses de operación, con participación directa del rescate de 20 embarcaciones, más de 3500 personas recatadas y momentos complicados, pero mirando hacia atrás el sentimiento general es de satisfacción y orgullo por el trabajo desempeñado por toda la dotación. Han sido experiencias únicas que guardaremos en nuestra memoria y que marcan el carácter de la gente. Durante la operación se aprende a valorar especialmente lo que tenemos, a las personas que nos rodean o que nos esperan en casa.

-¿Qué diferencia hay entre la Sophia y otras misiones en la que ha participado?

-La gran diferencia radica en la proximidad y la interacción con las personas, el poder ver y sentir la tragedia humana en las caras de las personas que sufren el tráfico de personas en la mar.

-¿Qué momento le ha marcado?

-Es difícil quedarse con un solo momento, es cierto que el primero es un gran impacto. Pero creo que el momento que más me ha marcado ha sido el tránsito a costas italianas tras un rescate con más de 450 personas a principios de marzo, con muy malas condiciones meteorológicas, fuertes chubascos y estado de la mar fuerte marejada. Durante esa noche tuvimos que alojar gran parte de las personas en los pasillos con síntomas de hipotermia y desalojar parte de la enfermería que teníamos abarrotada porque una mujer se había puesto de parto. Para poder llegar a la misma era necesario sortear los cientos de personas que se encontraban en los pasillos. Esa fue una larga noche con final feliz de la que nos acordaremos siempre.

-¿Qué os cuentan esas personas que suben al barco?

-Una vez que embarcan tenemos un procedimiento bastante complejo. Una vez acogidos y ya en un tránsito hacia las costas italianas, que pueden llegar a durar dos o tres días, se mantiene los trabajos de vigilancia, acogida, entrega de comidas, mantenimiento de las condiciones de habitabilidad, controles y asistencias sanitarias, etc. Es durante esas largas horas donde se mantiene más relación con ellos, cada uno tiene una historia diferente… por lo general todos huyen de algo o buscan una alternativa de vida que creen no tener en sus países de origen.

-¿Es importante la participación de la Armada?

-Aunque la participación de la Armada en este problema global y tan complejo sólo representa una pequeña parte, creo que es de vital importancia y debemos formar parte de la solución del problema. Es un problema que afecta directamente a nuestro país y a Europa en general, que sufrimos de primera mano y del que hemos adquirido una experiencia que junto con nuestras capacidades son de gran utilidad en estos escenarios.

-Tras lo vivido, ¿cómo definiría la situación en el Mediterráneo?

-Aunque nosotros sólo somos testigos de una pequeña parte del problema, la situación es trágica y difícilmente sostenible en el tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios