El Servicio Provincial de Recaudación cierra 2017 con 426 millones de euros

  • En este saldo convergen los ingresos de los 41 ayuntamientos y entidades locales que encomiendan sus impuestos a Diputación

El Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria de la Diputación de Cádiz ha cerrado el ejercicio de 2017 con unos ingresos de 426 millones de euros. En este saldo convergen las recaudaciones de los 41 ayuntamientos y otras entidades locales que encomiendan la gestión de sus impuestos a Diputación. Es una cifra nunca alcanzada por la institución provincial: el nuevo dato supera el registro del año 2016 en 36 millones de euros y al de 2015 en más de 80 millones de euros. "Más allá del resultado numérico, lo más importante es que se trata de un servicio de excelencia que aporta seguridad y estabilidad económica a los ayuntamientos de la provincia, afirma el responsable del área de Servicios Económicos de Diputación, Jesús Solís.

El 80% de esta recaudación agrupada procede de las liquidaciones en periodo voluntario. Este porcentaje, en términos absolutos, se traduce en 339 millones de euros. Este dato contrasta con los niveles de 2015 "cuando encontramos un servicio que estaba prácticamente muerto", afirma Solís.

La evolución alcanzada tiene varias causas a juicio del responsable de Servicios Económicos de Diputación: el refuerzo sobre la vía ejecutiva en el año 2016 y que ha motivado reactivar los pagos en el plazo voluntario; y, "sobre todo", las campañas publicitarias diseñadas para concienciar a los contribuyentes en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales. Esa difusión pública ha permitido divulgar medios concretos para resolver el pago de tributos en las mejores condiciones posibles, como es el caso de los planes personalizados de pago que permiten agrupar todos los impuestos locales y liquidarlos hasta en 10 meses sin intereses ni recargos. En el año 2017 se concertaron más de 18.500 planes personalizados de pago, que superan en más del 60% a los existentes en 2015, y que en términos absolutos suponen más de 14 millones de euros. Jesús Solís también ha destacado el volumen de recibos domiciliados, que suman más de 151 millones de euros.

Por vía ejecutiva se ingresaron 87 millones de euros, situándose en unos márgenes similares a los de 2016 aunque sensiblemente superiores (en un 37% de incremento) a los de 2015.

Jesús Solís ha valorado la solvencia técnica, rigor y profesionalidad del personal del Servicio Provincial de Recaudación y Gestión Tributaria. Al respecto también ha destacado los beneficios logrados con la incorporación de las nuevas tecnologías. De hecho, en la sede electrónica del citado servicio apenas se resolvían 500 trámites en el año 2015, mientras que en 2017 "se habían atendido más de 11.000 trámites" por esta plataforma telemática. Solís -quien ha comparecido junto a la coordinadora técnica del servicio, Patricia Cuenca- asegura que en 2018 seguirá incidiéndose en las prestaciones de la sede electrónica.

Los datos de la recaudación del último ejercicio permiten unas liquidaciones provechosas para los ayuntamientos. "Ningún Ayuntamiento ha terminado en negativo", ha concluido Solís al explicar que los ingresos obtenidos han superado las estimaciones. Todos los años Diputación calcula la recaudación de cada municipio y, con dicha previsión, establece un pago regular de anticipos. Al término del año fiscal se comprueba la relación entre los anticipos librados y las cantidades efectivamente recaudadas. El saldo favorece a los ayuntamientos en 34 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios