Saldaña declara la guerra a la Cofradía de Pesca de Barbate

El consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Isaías Pérez Saldaña, declaró ayer la guerra de manera inesperada a la Cofradía de Pescadores de Barbate, organización profesional a la que acusó, entre otras cosas, de no prestar la atención debida a las viudas de los marineros fallecidos y desaparecidos tras el naufragio del pesquero NuevoPepitaAurora, ocurrido el pasado 5 de septiembre en aguas cercanas al Estrecho.

Desde la localidad onubense de Isla Cristina, Pérez Saldaña subrayó que "no es lógico que en Barbate hubiera muertos y que la Cofradía de Pescadores no hiciera nada por ayudar a las viudas" de los desaparecidos en el naufragio. "Tuvieron que ser los seguros de la Junta los que afrontaron los primeros meses de precariedad de esas familias", apostilló.

El consejero avivó aún más las críticas al subrayar que "si no valen para esas cosas, no hacen falta cofradías", añadiendo que "de esta polémica tiene que nacer una reflexión, pues las cofradías no pueden seguir jugando el papel que jugaron no hace mucho tiempo".

La defensa ante estas críticas a la Cofradía de Pescadores de Barbate partió de su propio patrón mayor, Antonio Varo, quien aseguró que fueron los representantes de esta asociación local "los primeros" que aportaron dinero a todas las víctimas del barco naufragado, incluido un pescador que no estaba embarcado al estar de baja.

Varo señaló que la Cofradía fue la que pidió a la Junta que le adelantara el dinero a las viudas "porque lo necesitaban". "Si la Junta ha puesto dinero, para eso es la Administración y la paga todo el mundo", sentenció antes de recordar que "si los buzos no se han podido tirar al agua (para analizar las redes del pesquero hundido) ha sido por las trabas en los permisos puestas por la Junta de Andalucía".

Por su parte, el portavoz de los familiares de los desaparecidos en el naufragio, Sergio Lebrón, criticó también las declaraciones del consejero de Pesca, al que acusó de "ponerse medallas" y "anunciar a bombo y platillo sólo lo que le interesa, que es lo económico". Lebrón añadió que "los únicos que estuvieron a nuestro lado apoyándonos desde el principio fueron la Cofradía de Pescadores de Barbate y el alcalde, Rafael Quirós".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios