El SAS debe indemnizar a una mujer por el retraso en una operación

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Cádiz ha condenado al SAS a indemnizar con 8.018 euros a una mujer por la tardanza injustificada en la obtención de un diagnóstico correcto y en realizar la primera intervención quirúrgica.

Según informa el bufete Ortiz Abogados, que ha defendido a la paciente, el caso se remonta a 2009 cuando la mujer, de 73 años, acudió a su médico de atención primaria en Vejer con un bulto en la región lumbar. El médico le recetó una pomada, con la que inicialmente se redujo el bulto, pero seis meses después volvió a aparecer. El médico procedió al drenaje, sin hacer ninguna exploración complementaria para averiguar la causa de la supuración de pus.

Como la supuración era constante y no cesó en seis meses la paciente fue derivada al Servicio de Cirugía del Hospital de Puerto Real y allí su atención se limitó "a curas de la herida con nitrato de plata", sin que, un año después de iniciado el proceso, se hubieran investigado las causas.

Finalmente la paciente fue remitida Urología, que confirmó que el proceso era un "trayecto fistuloso de origen renal", por lo que era precisa una intervención quirúrgica. La operación no se realizó hasta cinco meses después de reconocido el diagnóstico.

La sentencia reprocha, según el bufete de abogados, una tardanza injustificada en la obtención del diagnóstico correcto y en la primera intervención quirúrgica, con el riesgo inherente para la salud de la paciente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios