El SAS defiende la ubicación del nuevo centro de salud en el casco antiguo

  • El delegado provincial asegura que en esta zona se atendería a mayor población

El delegado provincial de Salud, Hipólito García, visitó ayer la localidad serrana de Ubrique para participar junto a la portavoz del grupo municipal socialista, Isabel García, en un acto electoral celebrado en la sede de la asociación de vecinos El Sacrificio. Ante varias decenas de vecinos explicó la planificación sanitaria que preparan en torno al municipio ubriqueño.

Como principal propuesta de mejora en la atención sanitaria en la localidad se refirió al desdoble del actual centro de salud mediante la construcción de otras dependencias, insistiendo en el casco antiguo como la mejor ubicación como "lugar eficaz y útil para los ciudadanos", frente a la opción del Plan Parcial que defiende el Ayuntamiento.

Según dijo, "en el casco antiguo se podría atender a unas 6.000 personas, muchas de ellas mayores, reduciría en casi un tercio la población que atiende el actual y posibilitaría la rehabilitación de alguno de los edificios propuestos".

Además, apostó por este emplazamiento porque "acogería servicios como fisioterapia o educación maternal, que en estos momentos se ofrecen en otras dependencias". En esta línea aseguró que, según los cálculos del SAS, en la actualidad "un centro en el Plan Parcial I" recibiría sólo a una población de entre 700 y 800 personas".

Precisamente, en referencia a este proyecto, el Ayuntamiento destacaba ayer las dificultades que supondría su construcción en el casco antiguo, y recuerdan que la planificación urbanística es una competencia municipal. El alcalde de Ubrique, Javier Cabezas, se ha pronunciado en este sentido en un escrito remitido el pasado 1 de febrero al delegado provincial contestando a la propuesta de Salud.

"La determinación del emplazamiento de un centro sanitario corresponde competencialmente a la planificación urbanística municipal, resultando intolerable que esa administración pretenda invadir competencias del municipio para satisfacer sus intereses específicos", responde Cabezas.

En su propuesta, la Delegación Provincial apuntó la antigua residencia de ancianos o la ermita de San Pedro como posibles emplazamientos.

Para el gobierno municipal ambos inmuebles presentan como un importante inconveniente el formar parte del Conjunto Histórico del casco antiguo, catalogado Bien de Interés Cultural, así como las modificaciones del planeamiento urbanístico que conllevarían, o ser de propiedad privada en el caso de la antigua residencia.

El proceso de tiempo que implicarían ambas opciones y los problemas derivados de la morfología urbana en la zona, con calles estrechas y escasez de aparcamientos, hacen que estas opciones no sean las más adecuadas, según la opinión municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios