Rescatado en Conil el cadáver del buzo desaparecido en Trafalgar

  • Protección Civil sacó ayer del agua el cuerpo sin vida del jerezano David Guerra, que fue localizado a dos millas del puerto conileño por una embarcación de recreo

A las tres de la tarde de ayer, un hermano y un tío de David Guerra Pallarés confirmaban en el puerto de Conil que el cuerpo encontrado por un barco deportivo a dos millas de la costa jandeña era el del joven jerezano de 28 años que fue dado por desaparecido hace una semana a 4,5 millas al suroeste del cabo de Trafalgar.

Con la aparición de su cadáver a ocho millas del lugar donde desapareció, algo más de 15 kilómetros, culminaba una larga semana de espera e incertidumbre, que cada vez alejaba más la posibilidad de encontrar con vida a dicho joven, una desesperación que llevó a la familia a precisar del apoyo y asesoramiento de una psicóloga de la Cruz Roja, mientras que el resto de la familia aguardaba en el puerto de Barbate noticias.

Pasaban unos minutos de las doce y media del mediodía cuando el patrón de la embarcación deportiva Baramar realizaba una llamada por radio en el canal de emergencias, que era captada por Salvamento Marítimo. El patrón informaba que se encontraba a dos millas del puerto de Conil, en las coordenadas 36º 16' 512" Norte y 006º 10' 056" Oeste, donde había localizado el cadáver de una persona ahogada que vestía un traje de neopreno. Con estos pocos datos aún era pronto para precisar si se trataba del cuerpo del joven desaparecido.

Mientras se producía esa conversación entre el barco deportivo y Salvamento Marítimo a través de la operadora Cádiz Tráfico, una embarcación neumática de Protección Civil de Conil, alertada desde el Club Náutico, se desplazó al lugar, donde llegó a la una menos cuarto de la tarde, subiendo el cuerpo a la embarcación y tomando rumbo al puerto.

El cadáver fue dejado en tierra junto a la rampa de entrada y salida de embarcaciones tapado con una manta térmica, hasta que llegó una médico forense desde San Fernando. Aunque algunos miembros de la familia acudieron al puerto de Conil, no les permitieron acercarse al cuerpo mientras no estuvieran presentes las autoridades judiciales. Una vez llegaron éstas al puerto, les dejaron realizar un primer reconocimiento, que fue suficiente para confirmar que se trataba de David. Su cuerpo fue trasladado al tanatorio de la Zona Franca de Cádiz donde se le realizará la autopsia.

Precisamente al mediodía de ayer culminaba el operativo de búsqueda que había estado activo desde el 20 de junio, y donde el helicóptero Helimer Andalucía había realizado una última batida en la zona, para quedar la búsqueda reducida a avisos a los navegantes. Durante estos días han participado en el dispositivo el avión de Salvamento Marítimo Serviola II; la embarcación Salvamar Gadir, que rastreaba la zona desde Cádiz hasta Cabo Roche; y la Salvamar Dhube, que hizo lo propio desde Trafalgar hasta Barbate. Durante toda la semana se mantuvo el dispositivo, en el que también participaron miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil y buceadores de la Armada.

David Guerra fue dado por desaparecido cuando practicaba submarinismo con otras tres personas a unos 8 kilómetros del faro de Trafalgar, y a unos 20 metros de profundidad, en un punto conocido como La Aceitera, llamado así por las burbujas de aire que salen a la superficie y que se originan por el paso de las corrientes por la zona rocosa que está bajo el mar y que se asemejan a una sartén de aceite hirviendo. El padre del joven, Juan Guerra, antes de hallarse su cadáver, pidió que esta zona se acotase para evitar nuevos accidentes, prohibiéndose la pesca, "ya que es una zona donde todos los años por desgracia hay unas cuantas víctimas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios