Recuperar la cara oculta de la Prioral

  • Iglesia y especialistas apoyan una iniciativa para dejar visible la fachada norte del templo

La fachada norte de la Prioral es la menos conocida del primer templo portuense, cuyo magnífico ábside sería también digno de contemplar, a tenor de lo reflejado en el nuevo estudio sobre la Iglesia Mayor, realizado por la Universidad de Sevilla y presentado días atrás.

En marzo pasado concluyó una escuela taller que dejó sin terminar algunos trabajos pero que ha servido para restituir a su estado primitivo dicha fachada, al menos parcialmente, y en especial la conocida como Puerta del Campo, sustituyendo algunos sillares, y procediendo al derribo de varios cuartos de hermandades que tapaban el muro de cantería de la nave del Evangelio .

Toda la fachada norte, oculta durante años, ha salido a la luz mediante los trabajos de albañilería y cantería efectuados por los alumnos de la citada escuela taller, que consiguieron dejar en buen estado de presentación (aunque inconclusa) la parte posterior del templo, donde estuvo el antiguo cementerio y donde se plantea como futura actuación derribar la tapia de la calle Postigo, que impide contemplar estos exteriores de la iglesia.

Así lo ha confirmado a este periódico el párroco de la Prioral Diego Valle, que afirma que está en estudio la posibilidad de hacer un nuevo cerramiento paralelo a Postigo, que permita ver la cara oculta de la Prioral. La actuación consistiría en la puesta en valor de esta zona, instalando unas rejas, y en un momento posterior, se completaría con la demolición de los cuartos de hermandades que aún existen pegados al muro de la capilla de la Aurora, lo cual permitiría recuperar un gran patio que podría abrirse al público.

De igual forma, para completar la restauración de este monumento religioso, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) se contempla intervenir en la portada gótica inconclusa, conocida como la Puerta de las Campanas. No obstante, la complejidad artística de esta portada aconseja adoptar las mayores precauciones antes de cualquier intervención. La restauración de esta fachada está igualmente en estudio, al igual que la restitución de la cantería en todo el perímetro del edificio y la portada principal (Puerta del Sol). Para llevarla a efecto sería necesario contar con patrocinadores privados (particulares o empresas), como reconoce el párroco, quien ya en su momento aclaró que en adelante las obras que se hagan en la Prioral deberán estar a cargo de empresas especializadas. Este jueves pasado fue presentado el estudio histórico y arquitectónico sobre el edificio, copatrocinado por el Ayuntamiento y la Fundación Sánchez- Ramade, y que se espera sirva de base para la futura restauración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios