"Rabia" municipal tras la denegación de los proyectos de reindustrialización

  • El Consistorio critica duramente que Industria no subvencione las iniciativas locales

Con "enorme preocupación" y con "mucha rabia" ha sido acogida en el Consistorio chiclanero la denegación de los dos proyectos que, a través de la Delegación de Fomento de la Ciudad, presentaron al Plan de Reindustrialización de La Bahía. En este contexto, el Ministerio de Industria invertirá casi 300 millones de euros en la financiación de 44 proyectos públicos entre los que no se incluyen los presentados por el gobierno local.

Por ello, el delegado de Promoción de la Ciudad, José Manuel Lechuga, ha criticado duramente "que no se hayan tenido en cuenta nuestros proyectos, que preveían la adquisición de terrenos para la puesta en marcha de un vivero de empresas y la rehabilitación del hotel-escuela Fuentemar".

Según ha indicado el edil popular, el primero de ellos se encuentra en situación de reserva y el segundo ha sido desestimado. "Parece que el Ministerio de Industria piensa que estas dos propuestas no son importantes para la creación de puestos de trabajo y se nos deniegan estas ayudas porque no las consideran necesarias. Y yo lo comprendo, porque la creación de un vivero de empresas elevaría al mayor de los ridículos al anterior equipo de gobierno socialista, que no paraba de hablar de emprendedores y empresariado sin hacer nada para apoyarlos", ha declarado Lechuga.

Una resolución que ha sido calificada como "injusta" y que ha provocado que el delegado de Promoción afirme que "estamos viendo todos los días como el Partido Socialista está intentando hundir y extorsionar a los chiclaneros con toda una serie de decisiones injustas, pero no lo van a conseguir, porque detrás de todo esto hay mucha ilusión y muchas ganas de trabajar".

En este sentido, Lechuga ha recordado que "en verano nos quitaron una escuela taller que había sido proyectada por el anterior gobierno socialista, después han reducido de ocho a dos los cursos de Formación Profesional alegando que no había compromiso de contratación, cuando siempre se habían aprobado sin esta condición, y ahora nos niegan estas ayudas". "Ya sabemos quiénes son los primeros enemigos de Chiclana y es necesario que demos esta explicación a los empresarios y comerciantes de la localidad, para que sepan quiénes son los que están queriendo hundir nuestra ciudad utilizando sus amistades y sus malas artes", ha apuntado el edil.

"Pero no vamos a permitir que nos avasallen y vamos a continuar trabajando con las mismas ganas", ha asegurado Lechuga.

Por su parte, el secretario provincial de UGT, Pedro Custodio, ha señalado a este respecto que "Chiclana no debe perder la oportunidad de apuntarse a la reindustrialización de La Bahía. No podemos dejar pasar este carro porque se va a crear un empleo estable y de calidad, fuera del mercado del ladrillo y de la estacionalidad del turismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios