Pugna PSOE-PP dentro de 67 días con un escaño esencial en juego

  • Las elecciones del 9 de marzo marcarán el año en el país y también en la provincia · A priori, sólo dos de los 28 escaños en liza parecen no tener dueño · El PP debe cerrar sus candidaturas en pocos días

Comentarios 1

Dentro de dos meses y una semana el PSOE y el PP protagonizarán en la provincia una nueva pugna electoral en la que estará en juego un escaño que se presume esencial para el escrutinio de los comicios estatales. Estas elecciones generales y autonómicas centrarán de manera indiscutible la actividad política del año recién estrenado no sólo en la provincia gaditana sino también en el conjunto de Andalucía y de España.

A partir de la próxima semana, y una vez que culminen las fiestas navideñas, se recrudecerá la intensa precampaña que los dos partidos mayoritarios han puesto en marcha en las últimas semanas de 2007. No será hasta la noche del jueves 21 de febrero, once días después de que acabe el Carnaval, cuando arrancará la campaña electoral que desembocará en las elecciones generales y andaluzas del Domingo de Pasión.

Aunque la noche del 9-M todas las miradas se dirigirán hacia Madrid y hacia Sevilla, en Cádiz se dirimirá una batalla en toda regla en la que el PSOE intentará amarrar como sea el sexto diputado nacional logrado en 2004, mientras que el PP buscará arrebatárselo para aumentar sus representantes hasta cuatro. Tantos unos como otros saben de la importancia de ese escaño. No en vano, en las elecciones generales de hace cuatro años los socialistas ganaron en Madrid con 16 diputados de diferencia sobre los populares y el PP ha marcado ocho provincias en rojo, entre ellas Cádiz, en las que ve posibilidades reales de ganar un diputado en detrimento del PSOE y, de esta manera, forzar al menos un empate.

Es por ello por lo que el PSOE ha puesto toda la carne en el asador y ha situado en la cabecera de la lista al Congreso por Cádiz a uno de sus pesos pesados en el territorio nacional, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. En la otra acera el PP colocará a su mejor valor en la provincia, la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, aunque no será hasta la próxima semana cuando se supone que esta formación política cerrará todas sus candidaturas, tarea esta que el PSOE dio por culminada hace diez días.

De los 28 escaños que están en juego en la provincia (nueve al Congreso de los Diputados, cuatro al Senado y 15 al Parlamento de Andalucía), a priori sólo dos estarían en juego. El primero sería el ya reseñado al Congreso y el otro sería el que en estos cuatro años ha ocupado el andalucista Antonio Moreno en la Cámara autonómica. Unidos ahora bajo el paraguas de Coalición Andalucista, el PA y el PSA se han conjurado para mantener ese representante, que se presume vital para el futuro del nacionalismo andaluz. De no lograr meter a Manuel Prado en el Parlamento andaluz, socialistas y populares vivirán una segunda pugna para hacerse con este escaño.

Los 950.000 gaditanos que conformarán, aproximadamente, el censo electoral de la provincia serán los que finalmente tendrán la última palabra.

950.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios