El Puerto, Puerto Real, Chiclana y Jerez reservan suelo alternativo a Las Aletas

  • Los cuatro ayuntamientos incorporan a sus planes generales un total de 13,1 millones de metros cuadrados para uso industrial por si fracasa el proyecto que intentan sacar adelante el Gobierno y la Junta

Comentarios 3

Los principales municipios de la Bahía de Cádiz no van a esperar a que se desarrolle un proyecto tan ambicioso y, al mismo tiempo debilitado, como el de Las Aletas. El Puerto, Chiclana, Puerto Real y Jerez ya tiene programados en sus respectivos planes generales de ordenación urbana (PGOU) suelo industrial reservado para la llegada de empresas. En muchos casos, el razonamiento es claro: atraerán empresas si, al final, el que se presupone sea el mayor parque tecnológico y empresarial de la provincia de Cádiz y uno de los mayores de Andalucía, se va al traste.

En total, según la información facilitada a este periódico, entre esos cuatro municipios se van a reservar 13.1 millones de metros cuadrados de suelo industrial: 1.310 hectáreas, frente a las 527 actuales de Las Aletas, mucho más del doble.

Doña Blanca

El caso de El Puerto fue el primero conocido, el primero que, sin complejos y pese a las críticas, anunció que solicitaría a la Consejería de Obras Públicas la inclusión en el nuevo Plan de Ordenación del Territorio de la Bahía (POTB) del terreno anexo al Poblado de Doña Blanca para dedicarlo a uso industrial. De hecho, el Ayuntamiento presidido por Enrique Moresco (PP) ha incluido en el PGOU dos reservas de suelo que se podrían desarrollar en el caso de que lo contemplase el Plan de Ordenación de la Bahía. La primera comprende parte de los terrenos ubicados entre la A-4, la carretera de acceso a Doña Blanca y el río Guadalete, unas 217 hectáreas a las que habrá que restar unas 50 del suelo más próximo al cauce del río y que se destinarían para espacios libres. Mientras, la segunda bolsa es más pequeña, unas 55 hectáreas, y se encuentra entre la carretera de Doña Blanca y la vía del tren. En total sería una superficie de 273 hectáreas, menos las que se utilizarán para espacios libre, con lo que resulta 223 libres para instalación de empresas.

El Carvajal

En Puerto Real, el equipo de gobierno que preside José Antonio Barroso (IU) va más allá. Teniendo en cuenta que Las Aletas se encuentra ubicada en este término municipal, parece que el Ayuntamiento, o al menos Barroso, no está dispuesto a esperar más.

Por eso, según han trasladado a este periódico fuentes municipales, el alcalde solicitará a través de un decreto de Alcaldía la desafectación del Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT) de Las Aletas. Esto tiene varias consecuencias. En primer lugar, y la más importante, la ruptura por parte de Puerto Real de las buenas relaciones desde su integración en el Consorcio Aletas. Si hasta ahora su alcalde había transigido con todos los pasos dados por su consejo rector, parece que no será así en adelante.

Esta medida supone además volver a los orígenes. Fue el Consistorio puertorrealeño el que, hace años y antes de que la Junta declarase esa superficie como Patrimonio Andaluz de Suelo, ya inició los trámites para la desafectación. Esto, como ya en su día explicó Barroso, no supondría la pérdida de la titularidad pública del suelo, sino que pasaría a depender de la Dirección General de Patrimonio, dependiente del Ministerio de Hacienda.

Pero el segundo paso que dará en breve el equipo de IU es aún más importante. Solicitará, siguiendo el ejemplo de El Puerto con el entorno de Doña Blanca, que la Consejería de Obras Públicas incluya en la revisión del nuevo Plan de Ordenación de la Bahía el suelo de una finca, El Carvajal, situada en el kilómetr0 6 de la carretera de Paterna, como propuesta de nuevo parque empresarial. Son 3,5 millones de metros cuadrados que en el actual PGOU de Puerto Real figuran con un uso rústico no urbanizable. Por tanto, el Ayuntamiento debería proceder antes a una modificación puntual del mismo, o bien la Consejería en la tramitación del nuevo POTB. Esta finca, propiedad de Martinsa-Fadesa y, según las fuentes consultadas, tendría un carácter "epicéntrico y con alto valor logístico". A ello habría que unir, según estas fuentes, las 120 hectáreas del polígono de Las Aletas que quedan fuera de la zona de reserva del DPMT y que sí podrían utilizarse.

Erial de la Feria

El tercer caso es el de Chiclana. Su Ayuntamiento ha incluido en el nuevo PGOU un total de 2.063.333 metros cuadrados en la zona conocida como Erial de la Feria, en la finca El Carrascal. Según los datos del plan general, se trata de unos suelos situados al este del núcleo urbano, exteriores a la carretera Nacional 340 y articulados por la carretera de Medina Sidonia. Su límite sur está definido por el sector 24-Pelagatos 2 y la zona residencial de Pago del Humo, y el sector 33 (El Carrascal).

Los objetivos básicos de esta actuación son "generar una reserva industrial diversa que permita el asentamiento de un amplia gama de actividades, ofreciendo, desde la instrumentación de una ordenanza flexible, la posibilidad de implantación de diversos modos de ocupación parcelaria en función de las necesidades básicas y, por lo general, diversas de los diferentes usos productivos".

Además, persigue el acondicionamiento del borde con la N-340 con la carretera de Medina mediante la localización de la reserva de Espacios Libres, "de forma que se minimice el impacto visual que la actividad industrial puede generar hacia dicho viario territorial". Se busca también la "fachadización verde del mismo introduciendo una tolerancia reglada de aparcamientos y/o pequeños elementos construidos destinados a usos dotacionales o de ocio y servicio de carretera".

El tercer objetivo es que el sistema general de espacios libres interior al sector "resolverá el contacto entre el asentamiento industrial y el río Iro". En cuarto lugar, "incorporar el diseño del verde a la urbanización, a las zonas deportivas y a las de servicio colectivo e incluso prever el ajardinamiento de las parcelas privadas como elemento adicional de la imagen del polígono". La accesibilidad, según el PGOU, se resolverá desde la carretera de Medina en un único nudo que conecte ambas márgenes del polígono.

El Ayuntamiento de Chiclana prevé que se podrán programar estos suelos una vez queden garantizados tanto el abastecimiento de agua como el saneamiento y depuración de aguas residuales.

A todo esto, Chiclana une los 400.000 metros cuadrados del polígono Miralrío, junto a Maderas Polanco, cuya urbanización (indicaron a este periódico fuentes del Ayuntamiento) está próxima a iniciarse, toda vez que se ha llegado a un acuerdo con la Empresa Pública de Suelos de Andalucía (EPSA). En total, Chiclana aportaría casi 2,5 millones de metros cuadrados de suelo industrial para utilizar.

Jerez, 500 hectáreas

En Jerez, según fuentes municipales, el Ayuntamiento está "en disposición" de trabajar en la llegada de cualquier nueva inversión a la ciudad relacionada con el proyecto de Las Aletas. "Jerez está dispuesta y con suelo para atraer todo tipo de inversiones que sean capaces de generar riqueza y empleo; tenemos 5 millones de metros cuadrados de suelo industrial por desarrollar, por lo que tendríamos espacio más que suficiente para poner en carga cualquier proyecto de actividad económica que pudiera haberse afectado por los problemas para urbanizar Las Aletas". En cualquier caso, desde el Ayuntamiento jerezano ni confirman ni desmienten que en estos momentos hayan hecho algún tipo de gestión tendente a captar a las empresas que iban a instalarse en Las Aletas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios