Promesas en plena crisis

  • La difícil situación económica no asusta a muchos gaditanos que, al calor de los CADE de la Junta de Andalucía, quieren hacer realidad sus proyectos empresariales y profesionales

No todos los días, las noticias referentes a empresas en la provincia tienen que hablar de crisis en astilleros, de EREs o del conflicto de Delphi. Hay vida más allá. Y aunque no es la primera vez que se sacan a relucir las bondades del programa de alojamiento empresarial de la Junta de Andalucía, los denominados CADE (Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial, dependientes de la Consejería de Economía e Innovación), en esta ocasión llama la atención el inagotable espíritu emprendedor de jóvenes (y no tan jóvenes) que no tiran la toalla y quieren salir a flote. Promesas empresariales en plena crisis.

Llegar al CADE es abrirse a un mundo para muchos desconocidos. De hecho, llama la atención que para muchos de los que allí se encuentran alojados les fuera completamente ajena esta posibilidad hasta que alguien cercano no se la hizo llegar. El boca a boca siempre funciona.

Todo el que acude al CADE se encuentra con un equipo técnico capitaneado por el director, Pablo Celada, que comienza a abrir ventanas. Todos parten de cero. A todos se les ofrecen las mismas posibilidades. Primero, un análisis de viabilidad de su iniciativa, un plan de empresa que determine si efectivamente está en el camino adecuado o, según su formación y experiencia, es mejor que cambie. Si es aceptado, firman un contrato y durante un periodo de seis meses pueden disponer de su propio despacho, desde el que incluso pueden atender a posibles clientes, con internet, teléfono, etc.

Pero, sin duda, lo que todos valoran por encima del resto de opciones, es la posibilidad que se les ofrece de ir ampliando su red de contactos. Los técnicos del CADE ponen en mano de estos emprendedores toda su red en Andalucía. Pasados los seis meses, el proyecto puede dar el paso de salir al mercado real, ya como autónomo, y puede continuar en su despacho del CADE durante otro año más.

Hoy día, la red de Andalucía Emprende en la provincia de Cádiz ha aumentado significativamente. Cuenta con 26 CADE repartidos por todas las comarcas Todos tienen además la opción de participar en los cursos formativos que se reparten en cada sede a lo largo del año. Hasta este mes de noviembre, en toda la provincia se han impartido un total de 361 cursos (una media de 32 al mes).

En esta ocasión, nos centramos en las instalaciones de la capital gaditana. Un total de 11 emprendedores nos abren sus puertas. Algunos son proyectos, otros empresas ya constituidas. Cuentan sus experiencias, cómo se iniciaron en esta aventura pero, en general, en todos se despierta una sinergia especial: la que hace confiar unos en otros. Allí ya se han producido colaboraciones (quien trabaja en ilustraciones elabora la que necesita otro proyecto para páginas web, por ejemplo).

Los componentes de Asirtec, dedicada a prestar servicios informáticos para pymes, son los más veteranos. Llevan año y medio, ya funcionan como empresa desde enero y tienen sus propios clientes. Uno de sus responsables, Juan Antonio Parra, se definen como "el todo en uno para una empresa" desde el punto de vista informático y diseño web.

En el otro lado, está Estíbaliz, que intenta dar con Higienemanía servicios íntegros a todas las empresas que tengan relación con la alimentación. "Hay un gran desconocimiento por ejemplo en la documentación que hay que presentar ante Sanidad; nosotros lo preparamos todo y le aconsejamos, los ponemos al día con las normativas", explica. En estos días firmará el contrato para tener su propio despacho en el CADE para que, aunque ya lleva dos meses facturando, consiga transformar su "monederito" en una "verdadera cartera de clientes".

Mercedes Rabina, de Tiendas Flamencas Online, se decidió a montar su negocio en la web por amor a su ciudad. "Tenía claro que una tienda en Cádiz no iba a funcionar, me tendría que ir mínimo a Jerez o El Puerto. Aquí en el CADE tengo mi oficina, mis contactos y no me tengo que ir de mi ciudad".

Alicia Pérez, con su empresa de eventos distintos a lo habitual. Ya ha colaborado con Asirtec, con The Pilot Dog y otros. Juan José Domínguez (JJ para el resto de los compañeros) trabaja en The Pilot Dog junto a su compañero y llevan el diseño gráfico y la ilustración personalizada al soporte digital. El mismo día en que se hizo este reportaje se dio de alta como autónomo (lo que provocó el aplauso del resto).

Pedro García es uno de los integrantes de 3You. Escuchan ideas de clientes en el sector informático y las hacen realidad. Lanzarán en breve un proyecto de centro comercial online.

Guillermo Ruiz representa a Toolea, una de las empresas que comenzó en 2011 y que es ya un ejemplo para sus compañeros del CADE. Ya han comenzado a facturar (llevan dos meses) y sus vecinos de despacho lo animan a que dé "los datos que abruman": es una de las mil páginas más vistas de España y hay un millón de páginas vistas todos los meses. "Nos llevamos de calle a los competidores en tiempo de uso de la página; en todas las páginas te registras pero en ninguna te quedas y es ahí donde nosotros estamos trabajando, hacemos que quien visita una página se quede en ella. Ahí multiplicamos por cuatro el tiempo con respecto a la competencia".

Juan José Patrón lleva Guidelocus, una guía de ocio que nace de la Bahía de Cádiz pero con pretensión nacional. "Estuve un año en casa encerrado programando la aplicación, y el CADE me ha servido para reciclarme", asegura. Y es quien deja en el aire una de las frases del día: "Yo llevo a mis espaldas muchos años de experiencia profesional y he tenido que encargarme de muchas selecciones de personal. Si algún día lo tengo que volver a hacer, me pasaré por el CADE".

María Andamoyo tiene en Cuentaconmigo una empresa de servicios que pretende atender desde niños a mayores. Ya es empresa y se nota al saber cómo tiene que negociar con los precios. Bonobu está formada por Fátima y Gabriel.

El año pasado, Andalucía Emprende impulsó la creación de 1.215 empresas gracias a la labor de los CADE. Tal vez, en el balance de 2013, alguno de los que figuran en estas páginas pase a formar parte de esa nueva estadística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios